Cabañas no sabe que fue baleado: Martínez Duhart

miércoles, 3 de febrero de 2010

MEXICO, D.F., 3 de febrero (apro).- El estado de salud de Salvador Cabañas, quien hace 10 días recibió un balazo en la cabeza en el antro Bar-Bar, presenta una “evolución favorable”, al grado de que ya puede sentarse en una silla y recibir alimentos, informó esta tarde el cuerpo médico que atiende al delantero del América.
          De acuerdo con el parte médico dado a conocer a los medios de comunicación, Cabañas puede además hablar sin problema alguno, responde a preguntas sobre su persona, aunque no recuerda la agresión de que fue objeto.
          El neurocirujano Ernesto Martínez Duhart, jefe del equipo de especialistas que atiende al ariete del América y de la selección de Paraguay clasificada para el Mundial de Sudáfrica-2010, afirmó: "Cabañas ya se sienta en un sillón y ha aceptado el alimento sin problemas. Entonces, tenemos que seguir apoyándolo".
         Añadió: "Habla sin ningún problema. Respondió dónde nació, (Habló) de su familia y a qué se dedica, pero no sabe qué le pasó; está desorientado. Se aproximó a decir que estaba en una clínica".
         Martínez dijo que en la última tomografía practicada a Cabañas se observa que "hay menos sangre" en el sitio de la lesión.
          Sin embargo, añadió, "la cavidad ventricular todavía tiene sangre", lo que, dijo, podría ocasionar complicaciones, por lo que los médicos determinaron colocar otro drenaje para evitar que “el líquido haga un aumento de presión dentro de la cabeza".
          Afirmó: "Salvador ha continuado su evolución en forma favorable. No tiene datos de infección. Ha estado un poco con sueño porque se está invirtiendo el ciclo del sueño, y eso pasa con las personas que han estado sedadas o en coma por algún tiempo".
          El pasado 25 de enero, Cabañas recibió un balazo en la cabeza en el baño de ese antro, donde departía con su esposa y un cuñado, al parecer por una discusión relacionada con el fútbol.
         La Procuraduría General del Justicia del Distrito Federal (PGJDF) identificó inicialmente al agresor como José Jorge Balderas Garza, un mexicano que, se sabe ahora, usa al menos siete identidades y que permanece prófugo junto con otra persona señalada como su guardaespaldas.
         Se esperaba que Cabañas fuera interrogado por la PGJDF sobre lo ocurrido, pero los médicos de la fiscalía determinaron que su estado de salud aún no es el adecuado

Pide Brauer extremar precauciones

Luego de las agresiones contra Salvador Cabañas y Juan Carlos Silva, el presidente del América, Michel Bauer, recomendó a los integrantes del equipo que extremen sus precauciones.
Tras el intento de asalto de que fue objeto el lunes pasado El Torito Silva, quien recibió un disparo en el glúteo izquierdo, Bauer afirmó que son cosas que pasan, y añadió:
“Hay que poner el pecho e ir para adelante. Lo importante para mí es la salud de Salvador (Cabañas) y que el grupo esté bien y unido”.
Dijo que tuvo una plática con los jugadores de las Águilas, a los que pidió ser “muy cuidadosos” en sus actividades y cómo se conducen.
Bauer señaló que, antes de pensar en un eventual regreso de Cabañas al futbol, el jugador debe salir primero de la situación que enfrenta, ya que aún “está delicado”, lo que prueba que aún se encuentre en terapia intensiva.
“Primero vamos a ver que ceda la inflamación del cerebro y que él esté tranquilo y bien. Luego ya veremos cómo está lo demás”, añadió.
Sobre el desempeño del América en el Torneo Bicentenario 2010, con dos victorias y un empate, Bauer manifestó que es similar al del Apertura 2009.
Añadió que el partido contra el Atlas este sábado será una prueba importante para conocer los alcances de las Aguilas.
“El partido contra el Atlas nos dará un termómetro de cómo está el estado anímico del grupo, porque el futbol sabemos que lo tenemos”, dijo.

Comentarios