Cae en Guanajuato otro prófugo del penal de Zacatecas; van cinco

miércoles, 3 de febrero de 2010

GUANAJUATO, Gto., 3 de febrero (apro).- Ricardo Rodríguez Lara, uno de los presuntos Zetas detenidos ayer por el Ejército y la Policía Ministerial del estado en Valle de Santiago, forma parte del grupo de 53 reos que, en mayo del año pasado, escapó del Cereso de Cieneguillas, Zacatecas.
Con él, son cinco los prófugos de ese penal localizados en territorio guanajuatense: Tres de ellos murieron en enfrentamientos con elementos de corporaciones policiacas en Silao y Apaseo el Alto el año pasado.
    Rodríguez Lara fue aprehendido durante el operativo implementado en Valle de Santiago, aunque se identificó inicialmente con el nombre de Raúl Hernández Díaz El Cantinflas.    
    Al presentar a los nueve detenidos en Salamanca y Celaya, el procurador de Justicia del estado, Carlos Zamarripa Aguirre, informó que, luego de los exámenes practicados para confirmar su verdadera identidad, se corroboró que se trata de Ricardo Rodríguez Lara, quien durante los meses que colaboró con Los Zetas en algunos municipios del estado –incluidos San Francisco del Rincón e Irapuato--, participó en por lo menos dos ejecuciones y algunos secuestros.
    “Está confirmado que esta persona formaba parte de la célula del cártel del Golfo”, dijo Zamarripa.
    Rodríguez Lara, originario de Villanueva, Zacatecas, fue “rescatado”, junto con otros 52 reclusos, del Centro de Readaptación de Cieneguillas, la .madrugada del pasado 16 de mayo, por un comando que se trasladaba en varias camionetas, con las que simularon un operativo federal.
         En la fuga se habría contado con la complicidad de funcionarios y guardias del centro penitenciario.
    Rodríguez Lara era procesado en esa entidad por delitos contra la salud. Fue detenido con más de 600 dosis de piedra de cocaína.
    Otro de los reos que se fugaron en esa ocasión del penal de Cieneguillas, Jesús Trujillo Martínez, El Medio Kilo, falleció cuando intentaba lanzar una granada contra un grupo de agentes ministeriales en la comunidad de Rancho Seco, en Silao, en octubre pasado. Los policías le dispararon y el artefacto estalló cerca del sicario.
    Trujillo Martínez había formado parte de otra célula de Los Zetas, que operó a mediados de 2009 en los municipios de Apaseo el Grande y Celaya. Fue abatido a tiros por las fuerzas policiacas en Apaseo El Grande el 26 de junio pasado.
    En ese lugar murieron otros dos de los reos fugados de Cieneguillas: Mario Nieto Ruelas y José de Jesús López Lieja
    Además, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PJGE) informó que el sicario que murió el lunes pasado en el enfrentamiento con policías preventivos en Salamanca –en el que también fueron asesinados dos agentes de esa corporación--, fue identificado como Pablo Guevara, El Calilla, de 30 años de edad, originario de Veracruz.
         Según las primeras declaraciones de los otros detenidos, Guevara era el jefe de la célula de Los Zetas en Salamanca y Valle de Santiago.
    De acuerdo con datos de la PGJE, Guevara también estuvo involucrado en ejecuciones y secuestros
    Los nueve detenidos fueron puestos a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR).