Demandan priistas a Corral que pruebe acusaciones contra Reyes Baeza

miércoles, 3 de febrero de 2010

MÉXICO, D.F., 3 de febrero (apro).- Diputados chihuahuenses federales del PRI demandaron al panista Javier Corral que pruebe la presunta infiltración del narcotráfico en el proceso electoral de 2004, en el que resultó ganador el actual gobernador, José Reyes Baeza.
Asimismo, demandaron que en caso de no ser ciertas las acusaciones del diputado panista, que la Procuraduría General de la República (PGR) lo cite a declarar por el eventual contacto que pudo haber tenido en aquella ocasión con el crimen organizado.
Ayer, al calor del debate sobre inseguridad y violencia que priva en Chihuahua, el diputado del PAN comentó que en el proceso electoral para elegir gobernador de aquel estado en 2004, las campañas se vieron beneficiadas con dinero ilícito; reiteró que el entonces contendiente del PRI y actual gobernador, José Reyes Baeza rebasó los topes de gasto; reveló que él mismo rechazó el respaldo del crimen organizado y que alguien le señaló que cometía un error.
Esta mañana, Jaime Flores, Adriana Terrazas, Luis Carlos Campos Villegas y Guillermo Márquez, diputados federales por Chihuahua, respaldaron al gobernador; aseguraron que “meterían las manos” por Reyes Baeza y recordaron que en junio de 2009 el secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, afirmó que no tenía ningún elemento que vinculara al mandatario estatal con el narcotráfico y, mucho menos, elementos de prueba que sostuvieran lo contrario.
Los legisladores emplazaron al diputado panista a que pruebe su dicho; que demuestre que denunció ante las autoridades el presunto contacto que tuvo con el crimen organizado, que diga quién o quiénes le pidieron que aceptara el dinero que se negó a recibir.
“Le exigimos exhibir los documentos donde testifica tal acción, en la que dé los nombres de quién lo contactó para ese ofrecimiento, el lugar y la fecha. Que diga cuáles son los dos grupos que se disputan la plaza. Y también debe aclarar y probar que el actual gobernador rebasó los topes de campaña”, sostuvo el diputado Guillermo Márquez Lizalde, a nombre de todos los legisladores.
Las acusaciones que hizo Javier Corral, sostuvieron los legisladores, van más allá de un debate político, constituyen la comisión de uno o varios delitos.
“Le requerimos que aclare o demuestre esos hechos. De no hacerlo, estará encubriendo ese tipo de prácticas, ya que él tuvo conocimiento, dado que lo contactaron, como lo aduce en su intervención.
“En el supuesto de que no exista el documento (de la denuncia del panista), la PGR debe citar a Corral para denunciar a los grupos que lo contactaron para recibir dinero ilícito”, sostuvieron.
Márquez Lizalde consideró que Javier Corral hizo la denuncia a partir “de supuestos, mentiras, injurias y difamación, como lo caracteriza a él en su trabajo parlamentario”.
Los legisladores insistieron en que estas mismas acusaciones que hizo Corral desde la tribuna en la sesión ordinaria de este martes, las hicieron los senadores panistas Gustavo Madero y María Teresa Orduño, durante el proceso electoral de 2009, cuandose renovó el Congreso local de Chihuahua.
Por ello, consideraron que se trata de una estrategia electoral y que este tipo de acusaciones será lo que la ciudadanía verá de parte del PAN en contra de los candidatos o gobernadores de los estados en donde habrá elecciones este julio próximo.  

Comentarios