Exfuncionario del DF, nuevo presidente de semanario de la Arquidiócesis

miércoles, 3 de febrero de 2010

MÉXICO, D.F., 3 de febrero (apro).- Con la finalidad de darle mayor participación a los laicos, el abogado Pedro Arellano Aguilar fue nombrado presidente del Consejo Editorial del semanario Desde la fe, el órgano periodístico de la arquidiócesis de México, en sustitución del sacerdote Hugo Valdemar, vocero del arzobispado y quien ocupaba ese puesto en el semanario.
    En una entrevista difundida hoy por el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIMAE), el mismo Hugo Valdemar explicó los motivos del cambio:
    “Es parte de un proceso de maduración. A un servidor le tocó tomar Desde la fe, hacerlo crecer y consolidarlo, y ahora ha llegado el momento de los laicos”.
    Valdemar agregó que la decisión fue tomada por el cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo primado de México, con el único fin de “que los laicos tomen un rol más activo en la vida de la Iglesia, sobre todo en la interlocución con el mundo moderno”.
    Pedro Arellano se desempeñó como secretario de la Pastoral Penitenciaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), puesto desde el que coordinó un amplio estudio sobre los reclusorios del país.
    Antes de trabajar para la Iglesia, Arellano fungió –de 2002 a 2007– como director de Ejecución de Sanciones Penales del Distrito Federal, por lo que tiene experiencia en cuestiones penitenciarias y, además, es especialista en Derecho.
    Al tomar las riendas de Desde la fe, Arellano definió sus objetivos al frente del semanario:
    “Tenemos el compromiso social de defender y promover la dignidad humana. Esa dignidad que se manifiesta en la familia, en la escuela, en el trabajo, en el quehacer político y en el ámbito internacional”.
    Creado en 1997, el semanario se ha caracterizado por sus duras críticas contra las reformas legislativas en el Distrito Federal que despenalizaron el aborto y legalizaron las llamadas sociedades de convivencia.
     Actualmente, Desde la fe ha manifestado su rechazo a las recientes reformas aprobadas por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), que permiten los matrimonios entre personas del mismo sexo y la adopción de menores por parte de estas parejas.  

Comentarios