Vida en común de parejas gay dura año y medio a lo mucho, según estudios internacionales

miércoles, 3 de febrero de 2010

MEXICO, DF, 3 de febrero (apro).- La mayoría de las relaciones de pareja entre personas del mismo sexo tienen un periodo de vida muy corto, de aproximadamente año y medio, de acuerdo con un estudio holandés, país donde el movimiento gay es ampliamente aceptado.
El Instituto Mexicano de Orientación Sexual Renacer reveló también que la probabilidad de divorcio en las parejas hombre-hombre es 35% más alta que la de las uniones heterosexuales.
Más aún, en las parejas mujer-mujer el índice se triplica, de acuerdo a una investigación de Suecia y Noruega, denominada “Divorcio-patrones de riesgo en matrimonios del mismo sexo”.
El estudio sostiene que entre las diferencias se encuentra la duración del vínculo, ya que entre los matrimonios heterosexuales éste dura más de 20 años.
En contraste, la gran mayoría de las relaciones entre personas del mismo sexo tienen un periodo de vida muy corto y transitorio, “lo cual no tiene que ver con el factor de la presión social, sino la conducta propia de pareja”.
El estudio holandés “La contribución de parejas estables y ocasionales en la incidencia del virus del VIH entre hombres homosexuales de Ámsterdam”, indica que mientras tres cuartas partes de las parejas heterosexuales permanecen fieles, las parejas gay típicamente muestran un alto grado de promiscuidad y tienen un promedio de ocho parejas sexuales por año.
Asimismo, destaca que entre las parejas del mismo sexo se experimenta un mayor grado de violencia comparado con parejas heterosexuales. Por ejemplo, entre mujeres hay un índice de 11.4% de mayor agresión.
En tanto, el estudio “La pareja masculina”, que evaluó la calidad y estabilidad de las parejas homosexuales de larga duración, ubicó a 156 parejas de hombres cuyas relaciones habían durado de 1 a 37 años.
Sin embargo, sólo siete parejas fueron capaces de mantener la fidelidad sexual, pero ninguna de éstas duró más de cinco años.
Los autores del estudio admiten que la actividad sexual fuera de la relación gay estable con frecuencia produce la pérdida de la confianza, de la autoestima y de la dependencia, esenciales para una unión sana de pareja.

Comentarios