Ocho muertos y miles de damnificados por lluvias en Michoacán y Guanajuato

jueves, 4 de febrero de 2010

MÉXICO, DF, 4 de febrero (apro).- Las lluvias registradas en los dos últimos días han dejado en Michoacán y Guanajuato un saldo de ocho muertos y miles de damnificados por el desbordamiento de ríos y resquebrajamientos de cerros.
Los daños en Michoacán han sido de tal magnitud que el gobernador Leonel Godoy solicitó a la Secretaría de Gobernación que declare zona de desastre los municipios de Tuxpan y Angangueo. En este último municipio, perdieron la vida tres personas y cuatro más se encuentran en calidad de desaparecidas, luego de que su vivienda fue sepultada por toneladas de tierra.
Por lo pronto, el presidente Felipe Calderón anunció que este viernes viajará a Michoacán, para supervisar la magnitud del desastre.
De acuerdo con las autoridades michoacanas, cinco personas habían muerto, entre ellos tres menores, mientras que en Zitácuaro, una barda se derrumbó y mató a Beatriz Adriana Anselmo Ventura, de 19 años.
Godoy Rangel resaltó que desde el inicio de la contingencia por lluvias en Michoacán se emprendió un operativo coordinado con la Federación y con las autoridades municipales, a fin de otorgar una respuesta inmediata a los afectados por las inundaciones.
Personal de las secretarías de Gobierno, Seguridad Pública, Política Social y Protección Civil están ya prestando apoyo en Tuxpan y Angangueo.
Precisó que, en el caso de Angangueo, giró instrucciones para equipar un albergue con capacidad para mil personas en el municipio vecino de Áporo, a donde se están trasladando los damnificados. De la misma manera, en Tuxpan ya funciona otro albergue y lo propio ocurre en Ciudad Hidalgo.
El mandatario michoacano informó además que se lleva a cabo el monitoreo de la crecida del río Tuxpan.
El director de Protección Civil en Michoacán, Carlos Mandujano, anunció en Tuxpan que se tienen contabilizados unos 10 mil damnificados.
Su colaboradora, la subdirectora Georgina Martínez Latinsire, detalló que en un albergue instalado en esa localidad ya se encuentran unos 260 damnificados.
Las autoridades municipales confirmaron que en Tuxpan hay al menos 2 mil casas afectadas, razón por lo que de inmediato se puso en marcha el Plan DN-III
Protección Civil informó que este mismo jueves llegó a Tuxpan, procedente de Morelia, ayuda consistente en colchonetas, láminas, pañales y agua para atender a la población afectada
Martínez Latinsire destacó que en Angangueo se vive una situación similar, luego del desbordamiento de ríos y desgaje de cerros.
Reveló también que ha recibido reportes similares de los municipios de Tuzantla, Tiquicheo, Ciudad Hidalgo, Ocampo y Zitácuaro.
Y advirtió que hay derrumbes y cortes en circulación sobre la carretera Morelia-Zitácuaro en distintos puntos.

Inundaciones en Guanajuato


En Guanajuato, la Coordinación de Protección Civil de Guanajuato reportó la muerte de dos menores en la ciudad capital, así como severos daños en varias colonias de Irapuato y Celaya y comunidades del municipio de Victoria incomunicadas.
Protección Civil de Guanajuato informó que en Celaya unas 600 personas de la colonia Revolución fueron conminadas a buscar refugio en los albergues temporales o con sus familiares, ante el riesgo de que sus viviendas quedaran inundadas.
Asimismo, reportó daños a 40 viviendas en zonas como el camino a Jofre y la comunidad San Miguel Octopan.
    En Irapuato, 120 familias de la colonia Guanajuato recibieron también la recomendación de desalojar sus casas. En ese municipio, unas 79 viviendas registraron daños por las lluvias.
    Por la noche, autoridades municipales y estatales de Protección Civil atendieron un llamado para evacuar a los pobladores de Villa del Capulín, en el municipio de San José Iturbide, ante el desgajamiento de parte del muro de la presa La Salitrera, cuya construcción culminó hace menos de tres meses. En esa localidad habitan unas cinco mil personas.
En total, 13 municipios reportaron incidentes relacionados con las precipitaciones pluviales, tanto por inundaciones de calles y casas, o por la elevación de los cauces de ríos, arroyos o presas que empiezan a sufrir derrames.
    Tal es el caso del río Tigre en Jerécuaro, que ya ha causado problemas en épocas de lluvias.
    Mientras que el crecimiento del caudal del río Santa María en el municipio de Victoria (al noreste del estado) dejó incomunicados a los habitantes de las comunidades de Álamos de Martínez, Rancho Viejo, Aguafría y La Vereda.
La carretera San Luis de la Paz-Xichú, localizada en la misma región del estado, presentó algunos deslaves.
    La delegación de la Comisión Nacional del Agua (CNA) informó que no se tiene un registro anterior de lluvias similares en Guanajuato durante enero y febrero.
Tan sólo en Guanajuato capital, en menos de 24 horas habían caído más de 160 milímetros de precipitación, que causaron derrames en las presas de San Renovato y La Olla, que funcionan como catalizadores de los escurrimientos y caudales de la cañada de la ciudad.
Incluso una estancia infantil debió ser desalojada cuando el agua comenzó a entrar al inmueble, ubicado entre ambas presas.
    En municipios como la capital del estado no ha parado de llover desde el lunes, y ayer la creciente del río El Chapín arrastró a dos menores, vecinos de la comunidad de El Tejabán, quienes pretendieron cruzarlo a caballo y murieron en el intento.
    Pero fue hasta hoy que Luis Antonio Güereca Pérez, titular de Protección Civil –quien depende de la Secretaría de Seguridad Pública--, apareció públicamente para hacer los llamados de prevención a la población y a las autoridades municipales.
    “Lamentablemente, el hecho registrado ayer con el fallecimiento de dos menores en El Tejabán es el que nos preocupa; hacemos un llamado a la población para que extreme las precauciones, que no crucen cauces de ríos o arroyos cuando van crecidos… a las familias de estos jóvenes queremos hacerles llegar nuestras condolencias, son hechos que se viven en Guanajuato en una época en la que no se tiene la presencia de estas precipitaciones”, dijo Güereca Pérez.
    Aseguró que se han realizado trabajos de prevención que han permitido mitigar los efectos de estas lluvias atípicas, puesto que “en años anteriores había mayores problemas”, además que se está apoyando en el monitoreo constante de los puntos de riesgo a los municipios que han requerido la ayuda.
    “Desde ayer por la mañana se implementaron los operativos para estar informando a los municipios y dependencias que tienen competencia en este tipo de fenómenos. Esta situación nos mantiene alerta”, dijo el funcionario estatal.
    Aunque luego debió reconocer que no contaba con información sobre una persona desaparecida en una comunidad de la capital del estado. “La unidad de Protección Civil municipal nos ha dado a conocer esta situación” y apenas se unirían a la búsqueda.
    Por lo pronto, se solicitó el apoyo de la Secretaría de Obra Pública del estado para despejar los caminos que quedaron obstruidos, así como para el monitoreo ante los deslaves en puntos como la carretera Guanajuato-Dolores Hidalgo o San Luis de la Paz-Xichú.
    Las lluvias continuarán de manera intensa al menos durante las siguientes 24 horas, y les seguirá la entrada inmediata del frente frío 29 y la quinta tormenta invernal, con posibilidades de nuevas nevadas y caída de agua-nieve en las zonas altas de Guanajuato.

Comentarios