Damnificados del DF y Edomex reclaman a Calderón, Peña Nieto y Ebarard

viernes, 5 de febrero de 2010

MÉXICO, D.F., 5 de enero (apro).- Los desastres ocasionados por las inundaciones en el estado de México y en el Distrito Federal provocaron una serie de protestas y reclamos ciudadanos contra el presidente Felipe Calderón, el gobernador Enrique Peña Nieto y el jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard por la falta de ayuda.

Los funcionarios recorrieron cada uno por su lado las zonas afectadas desde la noche del miércoles y la madrugada de ayer. Calderón y Peña Nieto estuvieron en Valle de Chalco, en tanto que Ebrard supervisó las labores de auxilio en la colonia Arenal.
Por la mañana, Ebrard se trasladó a la colonia el Arenal, en la delegación Venustiano Carranza, donde desde anoche cerca de 120 elementos de la Secretaría de Marina prestan apoyo a los damnificados.

Acompañado por Ramón Aguirre, director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM), y el secretario de Salud del Distrito Federal, Armando Ahued, Ebrard fue recibido en medio de reclamos de los damnificados, que exigían alimentos, apoyo económico y seguridad ante los actos de pillaje.

A gritos, los vecinos afirmaron que no habían recibido ayuda del gobierno del Distrito Federal. Señalaron que fue hasta anoche cuando marinos acudieron al lugar para rescatar a familias de casas anegadas, en tanto que en los albergues instalados sólo había catres y cobijas, no alimentos ni agua.

En esa zona de la ciudad, próxima al Aeropuerto Internacional Benito Juárez, Ebrard dio una conferencia de prensa --interrumpida por momentos por gritos de ciudadanos--, donde informó que las “lluvias atípicas” de los últimos días en esa zona han dejado un saldo de por lo menos 16 manzanas seriamente afectadas.

Al afirmar que estaban bajo control colonias también afectadas en las delegaciones Iztapalapa y Gustavo A. Madero, Ebrard insistió que no era el momento para solicitar la aplicación del Plan DN-III, a pesar de que en algunas zonas del Distrito Federal las inundaciones fueron de 60 centímetros a un metro de altura.

Ebrard fue interrumpido por vecinos cuando señalaba que hoy mismo terminarían los trabajos de bombeo. Ante las quejas por las pérdidas materiales, el jefe de Gobierno pidió orden a los damnificados y que éstos se formaran frente a una mesa, en la que se tomarían sus datos, para cubrir los daños a través de la aseguradora contratada por el gobierno capitalino.

Más tarde, Ebrard, quien dijo que será hasta mañana cuando se iniciarán los trabajos de limpieza, informó que hay seis mil damnificados y 1,500 casas dañadas. Añadió que el 35% de la población del Arenal estaba atrapada en las azoteas de sus casas.

En un recorrido previo en esa colonia, el subsecretario de Gobierno, Juan José García Ochoa, estimó que se requiere de 15 millones de pesos para reparar los daños causados por las inundaciones, a razón de entre tres mil y 15 mil pesos por cada vivienda afectada. En un primer reporte, se hablaba de 80 manzanas anegadas.

En tanto, Ramón Aguirre, director del SACM, respondió a los señalamientos del titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), José Luis Luege Tamargo, quien afirmó que había informado con tiempo al gobierno capitalino de la amenaza de las lluvias.

Aguirre dijo que no recibió ninguna alerta, sino un “comunicado convencional”, en el que se alertaba respecto de una “lluvia arriba de 20 milímetros, identificada con `alerta amarilla` y no `roja`, que implica tormenta intensa”.

En tanto, en la capital del país se suspendieron clases en 174 escuelas ubicadas en las delegaciones Tláhuac, Iztapalapa, Venustiano Carranza, Milpa Alta, Tlalpan, Magdalena Contreras, Xochimilco y Gustavo A. Madero.

Por su  parte, el presidente Felipe Calderón viajó este mediodía a Valle de Chalco, estado de México, luego de haber supervisado los daños en el municipio de Tuxpan, Michoacán, donde el desbordamiento del río Tuxpan ha dejado un saldo de 13 personas muertas de diversos poblados.

En Valle de Chalco, Calderón y el gobernador Enrique Peña Nieto realizaron un recorrido por el lugar en el que se reventó una barda de contención del río de aguas negras La Compañía.

Los mandatarios fueron recibidos con gritos de “¡queremos solución!” por personas afectadas. Peña Nieto señaló que son entre “seis mil o siete mil las viviendas afectadas”.

En sus discursos, Calderón y Peña Nieto se comprometieron a apoyar a los damnificados. Por lo pronto, se declaró zona  de desastre a municipios afectados por las lluvias.

Por la tarde, en entrevista radiofónica, Peña Nieto informó que fue reparada una fractura en una barda de contención en el río Los Remedios, que ocasionó el derrame de aguas negras en colonias de Ecatepec y Nezahualcóyotl.

Según Peña Nieto, ya fueron bombeadas las aguas de las colonias anegadas de esos municipios y se procedió a limpiar las calles y las viviendas, además de que se comenzará a hacer un censo de los daños.

Sobre la situación en Valle de Chalco, Peña Nieto afirmó  que este fin de semana concluirá la reparación, con trabajos realizados principalmente por elementos del Ejército, de una fisura en el río La Compañía, que mantiene anegada la carretera a Puebla.
Agregó que una vez que se limpien las viviendas de los municipios dañados –algunos de ellos del Valle de Toluca-- se definirá “qué apoyos darán los gobiernos estatal y federal a las familias damnificadas”.

Por lo pronto, Peña Nieto dijo que se instalaron diversos albergues, donde se distribuyen alimentos y cobijas, así como la aplicación de vacunas antitetánicas y contra la hepatitis B, y se establecieron acuerdos con la Conagua para “ir corrigiendo fallas” en los diques de contención de los ríos Los Remedios y La Compañía.

Comentarios