Espectacular operativo en el Bar-Bar por "conato de incendio"

viernes, 5 de febrero de 2010

México, D.F., 5 de febrero (apro).- Bomberos, Protección Civil, elementos de la Procuraduría General de Justicia, policías y una ambulancia se movilizaron al centro nocturno Bar-Bar sólo para detener un “conato de incendio”.

Con hermetismo y sigilo, decenas de uniformados y hombres trajeados se apersonaron en la entrada del antro porque vecinos reportaron humo. “Sólo se quemó la planta de luz”, reportó a los medios, escueto, un policía.

“De seguro están quemando toda la evidencia, la coca y la droga”, dio por hecho un vecino del club nocturno donde fue baleado el deportista Salvador Cabañas, ubicado en Avenida Insurgentes 1860, en la colonia Florida. El comentario surgió porque era un secreto a voces que cualquier sustancia prohibida se podía conseguir en el lugar.

Ante “el conato de incendio” respondió también la Primera Visitaduría de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal.

 El policía Joaquín Rodríguez López explicó a uno de los enviados del ombudsman capitalino que la planta de luz del club nocturno se accionó la mañana de hoy debido a que el día anterior no hubo suministro eléctrico. En consecuencia, el aparato echó humo a la intemperie y los vecinos se espantaron, explicó.

El reporte de los vecinos movilizó a tres patrullas de la Policía capitalina, una ambulancia de Protección Civil de la delegación Álvaro Obregón, dos camionetas de Protección Civil del gobierno del Distrito Federal y el camión 57 del Cuerpo de Bomberos capitalino.

El convoy no tuvo problemas para acordonar el lugar, algo muy distinto cuando ocurrió el atentado contra el futbolista Salvador Cabañas, día en que el Ministerio Público no pudo  entrar a tiempo porque los empleados del antro limpiaban las evidencias con cloro y agua de Tehuacán.

Comentarios