Gerente del Bar-Bar encubrió a agresores de Cabañas

viernes, 5 de febrero de 2010

México, D.F., 5 de febrero (apro).- Los empleados del club nocturno Bar-Bar obedecieron órdenes del gerente para dejar pasar a los agresores de Salvador Cabañas y posteriormente dejar limpia el área del crimen.

Reporte Índigo tuvo acceso a la averiguación previa del caso Cabañas, consignada con la clave FAO/AO-4/T1/00147/10/01. En ella, los trabajadores del antro relatan que un sujeto de nombre Alger Falcón, presunto exoperador de la discoteca La Boom, entró armado al Bar-Bar.

El gerente del Bar-Bar, Fernando Cázares Ocaña, echó de menos la irregularidad: “Ya pásalo”, le dijo al cadenero.

Alger Falcón habría pasado el arma al atacante de Cabañas. Más tarde, una vez consumado el atentado, Cázares Ocaña dio la orden de “Limpien todo el pinche baño, hagan en chinga el corte y vámonos”.

El mismo gerente le habría pedido a la esposa del futbolista declarar ante las autoridades que el atentado había ocurrido afuera del antro, en un intento por deslindar al Bar-Bar.

Juan A. Araujo Riva Palacio, abogado de los empleados del Bar-Bar, declaró a Reporte Índigo que para esto “no hay otra explicación mas que iban a dispararle a él”.

Y retó a las autoridades: “Yo creo que valdría la pena escuchar al versión de Cabañas y de su familia; a mí me es muy sospechoso que no recuerde nada, esa salida psiquiátrica de que se le borró no me la creo”.

Comentarios