Se opone senador del PRD a las alianzas con el PRD

viernes, 5 de febrero de 2010

COLIMA, Col., 5 de febrero (apro).- El senador perredista por Colima, Carlos Sotelo García, se pronunció en contra de las alianzas PRD-PAN, y advirtió que, de concretarlas, su partido correría el riesgo de tener un “fracaso histórico” en las entidades que renovarán la gubernatura este año.
Dijo que una decisión de esa naturaleza podría infligirle al PRD y a la izquierda mexicana un costo que “podría resultar definitivo” en los próximos comicios presidenciales de 2012.
Presidente de la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía del Senado de la República, Sotelo García anunció hoy en conferencia de prensa que los perredistas inconformes tratarán de impedir, durante el Pleno Ordinario del PRD, la alianza que pretende impulsar el presidente nacional de este partido, Jesús Ortega Martínez, en los estados de Durango, Oaxaca, Puebla e Hidalgo.
Carlos Sotelo, quien desde hace más de una década ha pertenecido a la corriente Nueva Izquierda, que encabeza precisamente Ortega Martínez, señaló que las coaliciones promovidas por éste con el PAN “van encaminadas a una derrota electoral histórica”. Por eso consideró que la izquierda debería trabajar en otro sentido, reagrupando a todas las fuerzas para lograr acuerdos con sus líderes Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador.
El senador indicó que no hay razones electorales ni ideológicas por las cuales el PRD deba competir en las elecciones junto con el PAN, ya que éste se presenta como partido de oposición cuando en realidad es el oficial.
Por si fuera poco, agregó, “su gobierno también ha fracasado, pues en este periodo los monopolios que existían hace diez años se consolidaron, y los sindicatos que controlan a la clase trabajadora se han fortalecido; entonces, lo que nosotros estaríamos haciendo con la alianza sería lavarle la cara a los panistas”.
Recordó que en el estado de Colima, después de la anulación de la elección de gobernador en 2003, el PRD se alió con el PAN para tratar de vencer al PRI en la elección extraordinaria, pero a pesar de que la simple suma de los votos de ambos partidos superaban al tricolor, éste volvió a alzarse con el triunfo.