Colombia: entretelones del golpe a "El Chapo" Guzmán

martes, 9 de febrero de 2010

MÉXICO D.F., 9 de febrero (apro).- El más duro golpe a la alianza entre los carteles de Colombia y México fue concretado la madrugada del pasado lunes 8, con la captura de 21 extraditables entre los que se encuentran pilotos, nuevos narcos y hasta uno de los hermanos Gallón Henao, investigados por el asesinato del futbolista Andrés Escobar.
Según el portal electrónico del diario El Tiempo de Colombia, el exitoso operativo tuvo una duración de dos años, durante los cuales la policía hizo un puntual seguimiento de las actividades criminales del grupo, así como de intercepciones telefónicas y hasta logró infiltrar al grupo, en una operación, dice, comparable con la denominada 'Milenio', que hace 10 años azotó el corazón de los capos emergentes de la mafia colombiana.
Añade que la llamada “Operación Fronteras”, que tuvo capítulos en diez países, contó con el apoyo de la DEA. Según la policía, estas personas trabajaban con Joaquín El Chapo Guzmán, jefe del cartel de Sinaloa, y hacían parte de los tres principales carteles de la actualidad: las estructuras de alias Valenciano (Oficina de Envigado), Daniel El Loco Barrera, y los hermanos Javier Antonio y Luis Enrique Calle Serna, conocidos como Los Comba.

El cartel de los pilotos

El golpe más significativo, según la Policía, fue para los 12 pilotos que en los últimos años se constituyeron como un cartel, por el manejo de las rutas de las que tenían un total dominio, especialmente por el Pacífico.
Estos hombres acumularon más de 5 mil horas de vuelo comprobadas y eran los encargados de "custodiar y llevar a su destino final la droga colombiana".
Asimismo, la Dijín identificó a María Patricia Rodríguez Monsalve como el enlace entre la mafia colombiana y el cartel dirigido por El Chapo Guzmán.
"La operación se divide en tres niveles: los contactos con los hermanos Calles Serna; los pilotos dueños de rutas; y los herederos de la mafia colombiana, entre la que se encuentra la viuda de Francisco Cifuentes, el asesino de Don Efra, le dijo a El Tiempo el general Óscar Naranjo, director de la Policía.
Las capturas, hechas en Bogotá, Cali, Medellín, Bucaramanga, Ibagué, la Costa y Villanueva (Casanare), se pudieron concretar gracias a que la información se mantuvo en total reserva. "En este caso nos hemos asegurado de que no hubo ninguna fuga de información y por ello se lograron todas las capturas", dijo el Naranjo.

La “Operación Fronteras”

"Es la operación de mayor impacto de la última década en función del número de capturados y en función de la importancia de los delincuentes". Así destacó el Director de la Policía el trabajo de los 35 equipos de investigadores que se infiltraron para lograr las capturas.
En el caso de Bogotá hubo seguimientos milimétricos a dos de los capturados. En el expediente figura una interceptación en la que uno de ellos dio la orden de que le tanquearan y le tuvieran lista un avión Superking 200. Después de viajar a Medellín, para ver el clásico entre Nacional y el DIM, fue capturado cuando regresaba a la capital.
Esta aeronave hace parte de la flotilla de 25 aparatos inmovilizados, además de varios aviones Centurión, en los que se introducían los cargamentos a México y otros países de Centroamérica como Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Guatemala, Honduras, República Dominicana y Venezuela.
Entre los capturados también hay personas que preparaban los cargamentos y las pistas, y que transportaban o acopiaban la droga.
"Con apariencia de negocios legales, de negocios de fachada, ellos habían logrado penetrar importantes círculos sociales", afirmó el general Naranjo, quien sostuvo que los pilotos y algunos otros de los capturados manejaban propiedades de altísimo valor y "derrochaban dinero por el mundo sintiéndose ajenos a la violencia que generaban con el negocio del narcotráfico".
Dos pistas que fueron clave para concretar las capturas se desprendieron de la muerte de dos pilotos: uno asesinado en Medellín hace tres meses, y el otro accidentado en la aeronave que iba cargada con cocaína. El aparato quedó sin combustible y se estrelló cerca en República Dominicana.

Enlace con laboratorios

Otro punto tratado por los investigadores fue la relación directa con los encargados de los laboratorios en el Pacífico y los Llanos. Esto para evitar que hubiera filtraciones sobre el embarque de la droga y las identidades de los encargados de recoger la mercancía.
"Tenían una capacidad articulada con laboratorios en Cauca, Valle del Cauca, Nariño, con laboratorios en los Llanos y además con pistas en por lo menos siete departamentos del país -agregó Naranjo- y podemos probar de manera incontrovertible cuánta droga ha movido cada uno de ellos, cuánta droga se le ha incautado a cada uno en Honduras, Estados Unidos y Guatemala".
Según la policía, en los últimos siete años han caído más de mil narcotraficantes, 350 de los cuales habían sido peligrosos mafiosos que evadieron a la justicia y que incluso llegaron a delinquir durante cerca de dos décadas.
En la mañana de hoy serán presentados ante los medios de comunicaci&oa