Los cárteles mexicanos se mudan del país: EU

lunes, 1 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 1 de marzo (apro).- Ante el “impacto real” de la lucha contra el narcotráfico emprendida por el presidente Felipe Calderón, los cárteles mexicanos enfrentan “por primera vez una amenaza existencial”, por lo que han comenzado a mudar sus operaciones a otros países del Continente Americano, sin embargo, mantienen una “fuerte influencia” en corporaciones policíacas de México, señaló hoy el gobierno de Estados Unidos.

         En el reporte internacional “Estrategia para el Control de Narcóticos”, elaborado por el Departamento de Estado, difundido hoy, el gobierno de Barack Obama resaltó la “agresiva campaña” del gobierno mexicano contra las drogas.

         En ese contexto, destacó el hecho de que “un número importante” de capos del narcotráfico han sido capturados durante los tres años de la “guerra contra el narco” emprendida por Calderón.

         Esta “amenaza existencial”, de acuerdo con el reporte del Departamento de Estado, ha orillado a los narcotraficantes mexicanos a mudar sus actividades a otros países de América Central y de Sudamérica, como Guatemala y Argentina, entre otros.

         Sin embargo, advirtió que a pesar de los logros que ha tenido el gobierno federal, la corrupción continúa siendo el mayor obstáculo para ganar la batalla al narcotráfico.

         Los cárteles de la droga en México mantienen una fuerte influencia entre los policías y funcionarios de gobierno, a quienes prometen beneficios económicos, o los amenazan de muerte cuando no quieren cooperar, subrayó el Departamento de Estado.

“Su influencia es mayor entre los peores pagados, policías municipales y estatales que han tenido históricamente las más bajas normas de contratación y menores controles para detectar la corrupción”, agregó.

         No obstante, aplaudió los esfuerzos de Calderón, aunque aclaró que son necesarias más medidas anticorrupción, particularmente entre las policías estatales y municipales.

“Los cárteles combinan amenazas de violencia con promesas de ganancias financieras para influenciar a las policías y los funcionarios de gobierno”, concluyó.

Comentarios