Niega Relaciones Exteriores extradición de Lucía Morett

lunes, 1 de marzo de 2010

MEXICO, DF, 1 de marzo (apro).- La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) negó hoy al gobierno de Ecuador la extradición de Lucía Morett Álvarez.
En un comunicado, la Cancillería argumentó que la petición del gobierno de Ecuador no cumple con el tratado de extradición entre ambas naciones ni con la Ley de Extradición Internacional.
El gobierno ecuatoriano solicitó la entrega de Morett Álvarez luego de un ataque militar colombiano contra un campamento de las FARC, donde murieron cuatro jóvenes mexicanos.
Además, los padres de las víctimas exigieron este lunes cárcel para el presidente colombiano Álvaro Uribe, a quien consideran "cómplice de la masacre".
Justo dos años después del bombardeo del Ejército colombiano en suelo ecuatoriano, las familias se congregaron ante la embajada de Colombia en la Ciudad de México.
Los manifestantes, quienes enarbolaron pancartas con la imagen de los jóvenes y algunas con el rostro de Uribe con la leyenda “Se busca”, aseguraron que la sede diplomática colombiana estaba “manchada de sangre”.
También entonaron "Uribe asesino, la cárcel es tu destino".
Los padres de las víctimas leyeron varias de las cartas de apoyo que han recibido, como la del presidente ecuatoriano Rafael Correa, con quien mantuvieron una reunión "muy positiva" la semana pasada en la cumbre del Grupo de Río celebrada en Playa del Carmen, Quintana Roo.
En la misiva, Correa se compromete "a luchar para que la justicia se cumpla" y demanda que no exista "ni perdón ni olvido para los responsables" de las muertes.
Los familiares aclararon que Correa lamentó la decisión del Poder Judicial ecuatoriano, pero "no puede hacer nada por la separación de poderes".
Los estudiantes mexicanos abatidos hace dos años por militares colombianos fueron Verónica Velázquez Ramírez, Soren Avilés Ángeles, Fernando Franco Delgado y Juan González del Castillo.
Durante el bombardeo perdieron la vida unas 26 personas, entre ellas el comandante Raúl Reyes, considerado entonces el número dos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
La única superviviente mexicana, Lucía Morett, es buscada por la justicia ecuatoriana y por la colombiana, y cuenta con otros dos procesos abiertos en México.

Comentarios