Seis ejecutados en Guerrero, Nuevo León y Baja California

miércoles, 10 de marzo de 2010

MEXICO, DF, 10 de marzo (apro).- La violencia ligada al crimen organizado cobró la vida de al menos seis personas en los estados de Guerrero, Nuevo León y Baja California.
    En el estado de Guerrero, un comando con rifles AK-47 ejecutó a dos policías ministeriales, este miércoles, sobre el boulevard Vicente Guerrero de la ciudad de Chilpancingo, en las inmediaciones de un centro comercial.
    Según informes policiales, poco después de las nueve de la mañana los agentes ministeriales viajaban sobre el carril sur-norte a bordo de un Tsusru blanco con placas HEF-1118, cuando los tripulantes de una camioneta los obligaron a detener la marcha y luego los acribillaron frente a decenas de testigos.
    Las víctimas fueron identificadas como Eraclio Rodríguez Osorio y Rey Jiménez Hernández, ambos miembros de la Policía Ministerial del estado. En el lugar las autoridades ministeriales encontraron más de 50 casquillos calibre 7.62 utilizados por los rifles AK-47.
Por otra parte, en Nuevo León, un funcionario de Apodaca fue abatido a tiros, y un exregidor de ese mismo municipio fue detenido, luego de una balacera con elementos del Ejército, la madrugada de este miércoles.
También fueron arrestados en la acción un policía en activo y un exuniformado.
El alcalde Benito Caballero informó que los hechos ocurrieron a las cinco de la mañana sobre la carretera Apodaca-Huinalá, a la altura del fraccionamiento San Javier.
Según las primeras investigaciones, miembros del Ejército le marcaron el alto al conductor de un automóvil Honda blanco sin placas.
El exregidor priista Jesús Manuel Santiago Ordaz, quien iba al volante, detuvo la unidad, pero del lado del copiloto descendió abriendo fuego Rogelio Sánchez Aldaba, de 22 años, quien se desempeñaba como asistente de eventos especiales del ayuntamiento apodaquense.
Sánchez fue abatido por los militares. Las otras tres personas que ocupaban el vehículo fueron sometidas.
Los elementos del Ejército decomisaron tres pistolas escuadras.
El Honda tenía reporte de robo en Monterrey desde octubre del 2009, pero circulaba con un permiso provisional expedido en el municipio de Salinas Victoria.
La persona fallecida fue trasladada al anfiteatro del Hospital Universitario para la necropsia de ley y los tres detenidos fueron llevados a las instalaciones de la Séptima Zona Militar.
Y en Tijuana, Baja California, la violencia sigue sin freno. Según datos oficiales, se incrementó a 189 el número de víctimas en esta frontera en lo que va del 2010.
Las autoridades policiales reportaron hoy la muerte de una persona que había caído herida tras un ataque que un comando perpetró contra clientes de un restaurante, donde una niña y otros dos hombres quedaron lesionados.
La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) identificó a la víctima como Alfredo Pérez Gurrola, de 29 años, quien murió a causa de cuatro impactos de bala que recibió en cara y cuello.
Pérez Gurrola se encontraban en un establecimiento de comida del Infonavit Capistrano, en la delegación Cerro Colorado, cuando fue atacado por sujetos que viajaban a bordo de dos vehículos.
Una pequeña de ocho años que se encontraba cerca resultó herida por una bala, por lo que fue llevada a la Cruz Roja, donde se recupera, ya que la lesión no fue de gravedad, aseguró la PGJE.
Los otros dos individuos que resultaron heridos se encuentran hospitalizados.
Peritos de la Procuraduría encontraron en el lugar 21 casquillos calibre .223 y ocho calibre .9 milímetros.
Por otra parte, las autoridades policiales reportaron la muerte de un hombre que presentaba una herida de arma de fuego en el pecho. Su cuerpo fue localizado en la calle 18 de Marzo de la colonia Mariano Matamoros.
Según vecinos del lugar, el fallecido fue identificado como Manuel Arellano González, de 55 años, pidió auxilio pero murió antes que llegara una ambulancia.
Y en la calle Flores Magón del fraccionamiento San Mateo murió de cuatro disparos un sujeto que llevaba uniforme de una empresa de seguridad privada, que hasta el momento no ha sido identificado (con información de Ezequiel Flores Contreras y Luciano Campos Garza).

Comentarios