... Y la cruda moral llegó a San Lázaro

jueves, 11 de marzo de 2010

MEXICO, D.F., 11 de marzo (apro).- Los partidos representados en la Cámara de Diputados iniciaron hoy la operación cicatriz luego de la lluvia de insultos y diatribas que se prodigaron ayer durante la sesión celebrada en el recinto San Lázaro.
         Incluso, el diputado Eduardo Robles Medina, del PAN, quien arrojó unas monedas a Pablo Escudero, del PVEM, en protesta por la “captación” por parte del gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, ofreció una disculpa pública por lo ocurrido.
Desde la tribuna, dijo:
    “Diputado presidente, solicito se me permita pedir una disculpa al coordinador y a los integrantes de la bancada del Partido Verde por las expresiones seguramente injustificadas de mi parte, realizadas el día de ayer y hechas al calor de un debate, en el cual se manifestó una pasión que a veces se desborda”.
    La coordinadora del grupo parlamentario del PAN, Josefina Vázquez Mota, también subió a la tribuna a disculparse con los diputados de sus antiguos aliados del PVEM.
    En reciprocidad, Juan José Guerra Abud, coordinador de la bancada del PVEM, aceptó las disculpas y expresó:
    “(Quiero) decir aquí a todos los colegas que nosotros, en la bancada Verde, consideramos que ayer todos los diputados perdimos. Seguramente algunos partidos políticos perdieron también y seguramente, si seguimos igual, México va a perder. Creo que eso es inaceptable y no lo debemos permitir. Nosotros, señor presidente, colegas diputadas y diputados, queremos invitar aquí a este Congreso para que podamos unir esfuerzos, mantener el diálogo y una actitud de apoyo para poder superar los retos que enfrenta el país”.
    Guerra Abud pidió “dejar atrás el bache en el que lamentablemente nos hemos metido en las pasadas sesiones”, y llamó a los legisladores a trabajar en las prioridades del país “en un ambiente de cordialidad”.
    Las palabras de ambos legisladores fueron recibidas con aplausos por los demás diputados.
    Al terminar la participación del coordinador de la diputación del PVEM, Vázquez Mota fue a la curul de éste, le dio un abrazo y un beso. Luego fue a la bancada del PRI, donde habló brevemente con el vicecoordinador de ese partido, Jorge Carlos Ramírez Marín, al que también le estampó un beso y le dio un fuerte abrazo, como signo de olvido a los insultos que ambos partidos, PRI y PAN, se hicieron mutuamente el martes y miércoles pasados.

Comentarios