Autoriza EU salida de México de familiares de personal de consulados fronterizos

lunes, 15 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 15 de marzo (apro).- El gobierno de Estados Unidos autorizó ayer la salida de México de los familiares del personal gubernamental que labora en los consulados que se ubican en Ciudad Juárez, Tijuana, Nogales, Nuevo Laredo, Monterrey y Matamoros, por la preocupación generada ante la “situación de seguridad” que se vive en esos lugares.
La medida se dio a conocer horas después de que una funcionaria consular y su esposo (ambos estadounidenses) fueron asesinados el sábado 13, mientras que el marido de otra empleada mexicana de la misma instancia también perdió la vida en otro hecho.
Y ayer mismo el Departamento de Estado de EU emitió una alerta de viaje a México, que estará vigente hasta el 12 de abril próximo, para que ciudadanos estadunidenses que vengan o residan en el país estén alertas por las condiciones de seguridad que prevalecen en la entidad fronteriza.
En el documento se indica que los parientes del personal gubernamental estadunidense que está asignado a otras áreas de México no son objeto de esta medida.
La alerta de viaje publicada ayer sustituye a la que se dio a conocer el 22 de febrero pasado e incluye algunas noticias recientes de incidentes relacionados con temas de seguridad.
Según el comunicado, la situación en el estado de Chihuahua, especialmente en Ciudad Juárez, es una preocupación especial, por lo que el Consulado General de Estados Unidos recomienda a los ciudadanos estadunidenses que difieran viajes que no sean de importancia al área de Guadalupe Distrito Bravos, así como a Casas Grandes y comunidades circundantes.
Asimismo, señala que los estadunidenses deben poner especial atención en sus alrededores cuando viajen por las calles de Ciudad Juárez, así como evitar áreas desoladas durante las madrugadas y temprano por la mañana.
Y añade que quienes sean víctimas de algún acto criminal, deben de ponerse en contacto de inmediato con la sección consular más cercana para obtener orientación y asistencia.
Además, informa que en los años recientes docenas de ciudadanos de Estados Unidos que vivían en México han sido secuestrados y la mayoría de sus casos permanecen sin resolver.
El documento da a conocer que la mayoría de los casos de crímenes violentos no son resueltos nunca por las autoridades mexicanas, y el gobierno estadunidense no tiene autoridad alguna para investigar los delitos que se cometen en México.
Para combatir la violencia, agrega, el gobierno de México ha desplegado tropas militares a lo largo del país, por lo que los ciudadanos estadunidenses deben cooperar totalmente en los puntos oficiales de revisión cuando viajen a través del territorio nacional.

Comentarios