Exige México a la UE "decisiones operacionales" para cumbre climática

lunes, 15 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 15 de marzo (apro).- El titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Juan Rafael Elvira Quesada, pidió hoy a la Unión Europea (UE) que asuma “decisiones operacionales” en la próxima reunión sobre la cumbre climática que se efectuará en Cancún, Quintana Roo, en diciembre próximo.
    De visita en Bruselas, donde se reunió con sus homólogos de la UE para preparar la próxima reunión de Naciones Unidas, el funcionario federal manifestó que la Comisión Europea ha dado información “muy importante” sobre su contribución financiera, pero “no es el valor de la ayuda financiera acordada” lo que en este momento cuenta, dijo, sino “volverla operacional”.
“No podemos ir a Cancún sólo con planes. Tenemos que llegar con algunas decisiones operacionales”, puntualizó.
Y al hablar de las reticencias del gobierno de Estados Unidos sobre el tema, Elvira Quesada agregó: “Tenemos que ser realistas y seguir trabajando con el resto del mundo. No es exactamente sabio depender de las decisiones del congreso estadounidense”.
    De acuerdo con el titular de Medio Ambiente, la prioridad del gobierno mexicano es tomar decisiones prácticas, principalmente sobre la puesta en marcha del fondo de urgencia, que debería aportar un total de 30 mil millones de dólares a países más pobres en el periodo entre 2010 y 2012.
“Cuando tengamos todo (lo práctico) en su sitio, podremos decidir qué tipo acuerdo queremos. No esperamos tener la respuesta final ahora. Lo que esperamos es tener algo diferente para mover el proceso adelante. Los países en vías de desarrollo dicen que necesitan algo concreto para llegar a Cancún con algo en la mano”, subrayó.
Es importante, añadió, mostrar el mundo en desarrollo que el dinero está siendo transferido y que las reglas operacionales permiten trabajar con ese dinero.
Elvira dio a conocer que el gobierno de Felipe Calderón ha iniciado una serie de reuniones –que incluyen a India, Brasil y África– con los países del llamado “grupo de base” para conocer su posición sobre la atención al mundo en vías de desarrollo.
La próxima semana, representantes de 60 países se reunirán en la Ciudad de México para una primera junta preparatoria organizada por el gobierno mexicano que, según el secretario, quiere servir de “puente” para acercar a todos los países implicados en el proceso.
“En este punto es importante oír a todos los ministros de todo el mundo. Lo que México está ofreciendo es un proceso muy abierto, muy transparente”, aseguró.