Agresores de Cabañas vinculados al narco: PGJDF

martes, 16 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 16 de marzo (apro).- El procurador general de Justicia del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, confirmó hoy que José Jorge Balderas Garza, el JJ, y su escolta El Contador, que, ahora se sabe, se llama Francisco, están vinculados con la delincuencia organizada.
Ambos sujetos, añadió, son los principales responsables del atentado que sufrió el delantero del América, Salvador Cabañas, el 25 de enero pasado en el antro denominado Bar Bar.
Sobre El Contador o El Paco, Mancera indicó que es un sujeto “muy cercano al JJ. Es alguien que se desenvolvía en la misma esfera, no era propiamente un empleado, tiene varios apodos y sobrenombres”. Dicha persona, dijo, se llama Francisco, pero el resto de los datos de su identidad se mantendrá bajo sigilo.
En entrevista con Carlos Loret de Mola en Primero Noticias, el procurador capitalino también mencionó que Balderas Garza simulaba ser empresario, con empresas fantasmas e identidades falsas.
El JJ, agregó, contaba con un alto poder adquisitivo y servicios de seguridad personal.
El procurador del DF recordó que la búsqueda de los dos individuos se realiza tanto en territorio nacional, en coordinación con las distintas procuradurías estatales y la Procuraduría General de la República, como a nivel internacional, a través de Interpol.
Asimismo, explicó que continúa abierto el proceso penal en los Juzgados 30 penal y 41 de Paz Penal en contra de 12 personas, entre ellos nueve empleados del Bar Bar y tres policías mexiquenses.
El pasado sábado 13, la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) afirmó que no tomaría declaración ministerial al futbolista Salvador Cabañas hasta que un médico legista certifique que está en condiciones de tiempo, modo y lugar para hacerlo.
Autoridades de la Subprocuraduría de Proceso de la dependencia informaron que si bien el jugador muestra una franca recuperación, como quedó evidenciado en una entrevista televisiva, su testimonio no será recabado hasta que lo certifiquen legalmente los especialistas de la Secretaría de Salud local.

Comentarios