Capturan a 10 presuntos Zetas tras balacera en Chiapas

martes, 16 de marzo de 2010

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., 16 de marzo (apro).- Una intensa balacera se registró esta madrugada en la cabecera municipal de Villaflores, cuando policías y militares sorprendieron a una presunta célula  de Los Zetas que tenía plagiada a una persona. En la acción 10 sicarios fueron detenidos.
     En los primeros minutos de hoy, elementos del Ejército, de la Procuraduría de Justicia del estado y de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPyPC) implementaron un cerco de seguridad en una granja ubicada sobre el libramiento norte, frente al fraccionamiento La Embajada, donde se encontraban los sicarios.
     Lugareños que escucharon el tirotero, señalaron que la balacera no duró mucho tiempo, ya que los sicarios se rindieron antes de que alguno fuera herido o muerto.
          Debido a la oscuridad de esa hora, entre los uniformados se dijo que algunos sicarios podrían haber evadido el cerco policiaco-militar.
     En un primero operativo, los policías y militares capturaron al menos a 10 presuntos sicarios de Los Zetas y liberaron a una persona, de la que no se reveló su identidad.
     Luego, el operativo se realizó en otra casa de seguridad, ubicada en el camino que conduce al municipio Villacorzo, donde al parecer también fueron capturadas otras personas y se aseguró un arsenal.
     Extraoficialmente se dijo que los detenidos, originarios de Acapulco, Guerrero, y Veracruz, podrían estar relacionados con la explosión de dos granadas de fragmentación en Tuxtla Gutiérrez.
     Según informes, su captura se debió luego de una investigación para esclarecer el ajusticiamiento a tiros de una persona en el municipio de Comitán el pasado 11 de marzo. Se trata de José Ángel Sandoval Gordillo, de 37 años de edad, El Paletas, amigo y empleado del empresario comiteco Roberto Figueroa Mazariegos, El Chucho Blanco, quien fue “levantado” y descuartizado en febrero de 2009.
     A los presuntos miembros de Los Zetas se les decomisó hoy una Ford Lobo verde, tipo Pick Up;  otra unidad similar, pero de doble cabina, color blanco, matrícula XN-49108 de Veracruz; una Cheroke y dos vehículos, un Aveo, blanco, placas de circulación YAH-5513 de Veracruz, un Corsa, blanco,  y una motocicleta.
     Esta tarde fue localizado un vehículo Golf, color blanco, placas de circulación DPD 7730, en el que supuestamente viajaban hombres armados y que, al parecer, abandonaron cerca de la casa de seguridad.
Un helicóptero sobrevoló la cabecera municipal y sus alrededores, lo que ocasionó nuevamente pánico en esta ciudad, conocida por sus prósperos productores agropecuarios.
          La primera vez que hubo una balacera similar en el lugar fue el 26 de junio de 2008. En esa ocasión murieron dos sicarios y dos más fueron detenidos, tras enfrentarse con policías estatales y efectivos del Ejército.

Investigan bombazos en Tuxtla Gutiérrez     

En tanto, la Procuraduría de Justicia del Estado continúa las investigaciones sobre las dos explosiones registradas cerca de oficinas de la dependencia la madrugada del sábado pasado.
     En una de ellas, que explotó antes, murió uno de los agresores. Otro huyó y uno más resultó gravemente herido y fue detenido.
     En forma simultánea, las dos explosiones ocurrieron cuando un automóvil Astra Chevrolet, platas DPS2724, transitaba sobre la segunda sur a la altura de la 24 poniente de la colonia Santa Elena.
     El vehículo quedó totalmente destrozado. Al parecer iban tres personas en la unidad. Una de ellas, que estaba en la parte trasera, salió herida, pero logró escapar. Sin embargo, el conductor fue llevado herido por la Cruz Roja al Hospital Regional Rafael Pascacio Gamboa.
     En el interior del coche quedó el cuerpo de una persona en la parte del copiloto. Tenía el cuerpo destrozado. La detonación le voló la cabeza, por lo que no pudo ser reconocido físicamente.
     Al lugar llegaron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPyPC), encabezados por el titular de esa dependencia, José Luis Solís Cortés, así como elementos de la Policía Ministerial y del Ejército, con equipo antiexplosivos.
     El detenido fue identificado como Juan Pablo Osorio López, quien se encuentra detenido. Se teme por su vida por las heridas que presenta.
     Según versiones, una granada de fragmentación iba a ser lanzada a cualquier de las dos oficinas de la PGJE cercanas al lugar de los hechos: la oficina Antisecuestros y la de Delincuencia Organizada.
         En forma simultánea explotó otra granada en una taquería, junto al estacionamiento de la sede de la PGJE sobre el libramiento norte oriente de la capital del estado.
     La caseta de comida rápida quedo totalmente destrozada. Ahí no hubo víctimas.
     Los patrullajes se intensificaron por toda la ciudad en busca de los autores materiales de los atentados en Tuxtla Gutiérrez.
 

Comentarios

Otras Noticias