DEA: Narco mexicano utiliza a pandilleros para colocar la droga en EU

martes, 16 de marzo de 2010

MÉXICO, DF, 16 de marzo (apro).- La Agencia Antidrogas estadunidense (DEA, por sus siglas en inglés) reconoció hoy que los cárteles de la droga mexicanos mantienen una estrecha relación con al menos 20 grupos de pandilleros estadunidenses que se encargan de la transportación y distribución de droga a lo largo y ancho de 200 ciudades de Estados Unidos.
En el reporte “Evaluación de la amenaza nacional de las drogas 2009”, la DEA destacó que narcotraficantes de Sinaloa, Golfo, Juárez y Tijuana sostienen una relación de trabajo con al menos 20 grandes pandillas que operan en comunidades urbanas y suburbanas de Estados Unidos.
Entre ellas, mencionan las pandillas de la Mara Salvatrucha (MS 13), Latin Kings, Barrio Azteca, Hells Angels, Florencia 13, Sureños, Hermanos de Pistoleros Latinos, Mexican Mafia, Mexikanemi, Crips y Gangster Disciples.
Consigna el documento que a través de ellas, algunas de las cuales operan en todo el país y otras en extensas regiones, los cárteles tienen presencia en más de 200 ciudades de Estados Unidos, con la que conforman una red de comercialización que sería envidiable en el mundo corporativo.
La afiliación con los cárteles mexicanos ha permitido a las pandillas estadunidenses incrementar la disponibilidad de drogas en muchas de estas áreas y obtener rápidas y sustanciales vías de recursos.
La relación de trabajo es múltiple y bidireccional: las drogas fluyen desde México hacia el norte, y el dinero y armas de Estados Unidos hacia el sur.
Como consecuencia de esa relación, resaltó la DEA, el papel de las pandillas ha ido creciendo, dejando de ser distribuidores minoritarios de droga para pasar a ser mayoristas.
Incluso algunas de esas pandillas han establecido asociaciones con otras en el lado mexicano, o se han extendido hacia el sur de la frontera, principalmente en comunidades fronterizas mexicanas.
Según análisis de las corporaciones federales estadunidenses, en el 2008 existían unos 800 mil miembros de pandillas de entre 12 y 24 años de edad, aunque la cifra es difícil de determinar y podría ser mucho más alta.
En mayo de 2008, unos 123 mil miembros identificados de pandillas se encontraban en las cárceles estadunidenses.
Por su parte, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) ha declarado a la Mara Salvatrucha y a otras de las grandes pandillas nacionales como prioridad en su combate al crimen organizado, y ha creado una fuerza de tarea especial para combatirlas.
Además, las pandillas actúan como ejecutores o verdugos cuando los jefes de los cárteles mexicanos sienten que han sido defraudados o burlados por alguien que les debe droga o dinero.
También los cárteles se valen de las pandillas para complementar en parte su imparable necesidad de abastecimiento de armas y municiones.

Comentarios