Descalifica EU estrategia militar en Juárez

martes, 16 de marzo de 2010

WASHINGTON, 16 de marzo (apro).– El gobierno de Barack Obama descalificó este martes la estrategia militarizada de Felipe Calderón para contener al crimen organizado y desmantelar las redes del trasiego de drogas.
En entrevista con la cadena de televisión MSNBC, y al abordar el tema del triple asesinato en Ciudad Juárez, Chihuahua, Janet Napolitano, secretaria de Seguridad Interior de Obama, descalificó la efectividad de la estrategia del Ejecutivo mexicano contra el narcotráfico.
“El presidente Calderón ha estado profundamente involucrado –en la lucha contra el narcotráfico– e incluso envió al Ejército a Ciudad Juárez, pero eso no ha ayudado”, declaró Napolitano, quien semanas atrás afirmó ante el Congreso federal estadounidense que en la ciudad fronteriza no había Estado de Derecho.
Y acotó que es “un crimen indignante” la ejecución de las tres personas vinculadas al Consulado General de Estados Unidos en Ciudad Juárez.
Ese asesinato, agregó, “es parte de la ola de violencia que golpea a Ciudad Juárez desde el año pasado”.
Napolitano manifestó que Estados Unidos seguirá colaborando con el gobierno de Calderón para derrotar al narcotráfico y al crimen organizado, aunque aclaró que, al margen de eso, la Casa Blanca tiene la determinación de fortalecer las medidas de seguridad y defensa de la frontera que por el lado sur comparten México y Estados Unidos, “para evitar ser salpicados por la violencia”, explicó.
Sobre la solicitud que esta semana hizo el gobernador del estado de Texas, el republicano Rick Perry, de utilizar aviones militares a control remoto artillados con misiles a lo largo de la frontera con México, la funcionaria estadounidense indicó que el gobierno de Obama estudia la idea.
“Voy a revisar la propuesta del gobernador Perry, nosotros constantemente revisamos lo que ocurre en la frontera”, señaló la secretaria.
(Los aviones a control remoto artillados con misiles son los que utiliza el Pentágono en Afganistán y en Irak para destruir células terroristas de Al-Qaeda y de los talibanes).
De acuerdo con Napolitano, “la frontera necesita ser una zona segura, pero en esto momento no lo es y necesitamos trabajar con México para conseguirlo”.
Inmediatamente después de la entrevista televisiva, y ante el aumento de la preocupación de que Estados Unidos se contagie de la narcoviolencia que priva en casi todo el territorio mexicano, la secretaria de Seguridad Interior anunció que con un fondo especial de presupuesto por 50 millones de dólares se instalarán, a lo largo de los más de 3 mil kilómetros de frontera con México, nuevos sistemas de sensores y cámaras conocidas como SBInet, que se supone ya deberían estar operando.
El nuevo equipo, que se colocará de inmediato, está compuesto de aparatos de supervisión móvil, así como de detección termo-anatómica, sensores ultraligeros, unidades de escaneo, radios de comunicación móvil, cámaras de largo alcance y computadoras portátiles para los vehículos de persecución de personas, además de sistemas de supervisión y vigilancia de video que se manejan a control remoto.
Por otra parte, el vocero del Departamento de Estado, P.J. Crowley, dijo que el gobierno de Obama está agradecido de que el presidente Felipe Calderón y la canciller Patricia Espinosa viajaran este martes a Ciudad Juárez.
Agradeció, asimismo, que la encargada de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México se reuniera con el personal del Consulado estadounidense en esa ciudad para expresarle las condolencias del pueblo mexicano.
“Anoche la secretaria (Hillarry) Clinton y la canciller Espinosa hablaron por teléfono sobre la necesidad de continuar trabajando de manera cercana en la investigación de esta tragedia, y para encontrar las vías para respaldar a México en este tremendo esfuerzo”, expresó el portavoz del Departamento de Estado.

 

Comentarios