Tierra Blanca, un infierno para los migrantes centroamericanos

martes, 16 de marzo de 2010

JALAPA, Ver., 16 de marzo (apro).- El cónsul de El Salvador, Erving Ortiz Luna, denunció hoy aquí que la región de Tierra Blanca se ha convertido en un infierno para los migrantes centroamericanos que van en busca del sueño americano.
En entrevista con periodistas locales, dijo que de 2009 a la fecha ha recibido más de 20 denuncias de migrantes de su país que acusan a diferentes autoridades mexicanas de haberlos extorsionado. Dichas quejas, dijo, fueron turnadas a las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM) y de Seguridad Pública del estado sin que hasta ahora tenga conocimiento de los resultados.
    El diplomático centroamericano, cuyas oficinas se encuentran en el puerto de Veracruz, subrayó que, de acuerdo con la experiencia personal a lo largo de los últimos tres años, la región de Tierra Blanca “es el punto más conflictivo y peligroso” para sus paisanos que buscan llegar a Estados Unidos.
    Señaló que el gobierno de El Salvador, a través de su consulado, envió un reconocimiento al gobierno del estado, tras el operativo en Tierra Blanca, donde fueron detenidos 98 elementos de Seguridad Pública estatal, adscritos a esa región de la Cuenca del Papaloapan, por los presuntos delitos de secuestro, extorsión y abuso de autoridad.
    Por su parte, el magistrado-presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), Reynaldo Madruga Picazo, explicó que los 13 policías de Tierra Blanca que se encuentran arraigados podrían ser procesados en el juzgado de Pacho Viejo, por ser de su competencia.
    Sin embargo, Madruga Pizcao aclaró que hasta el momento el juez de turno en Pacho Viejo, municipio de Coatepec, no ha recibido la notificación formal sobre la situación de los efectivos policiacos arraigados. Añadió que quien tiene conocimiento de este asunto es la Procuraduría General de Justicia del estado y el Ministerio Público.
    Por otra parte, Madruga señaló que, en el caso de los más de 900 internos del penal Ignacio Allende, que a fines de febrero pasado fueron reubicados en otras cárceles del estado, el Poder Judicial local no ha concluido con las prórrogas de jurisdicción correspondientes.
    Después de que se ordenó el cierre del penal Ignacio Allende en el puerto de Veracruz, dijo, alrededor de 500 reos fueron reingresados a otros reclusorios de la entidad, como los de Tuxpan, Tantoyuca, Coatzacoalcos y Cosamaloapan.

Comentarios