Amenaza de bomba causa alarma en Tierra Blanca

miércoles, 17 de marzo de 2010

JALAPA, Ver., 17 de marzo (apro).- Luego del operativo realizado el lunes pasado en el municipio de Tierra Blanca, en el que fueron detenidos 98 policías, 13 de los cuales se encuentran arraigados, esta tarde se reportó una amenaza de bomba en el centro de esa ciudad de la Cuenca del Papaloapan, al sur de la entidad.
    De acuerdo con los primeros reportes, cerca de la delegación de la comandancia de policía de Tierra Blanca fue estacionado un tráiler, en el que se encontraba una bolsa negra con un supuesto artefacto explosivo, lo que generó la intervención de elementos del Ejército y de Seguridad Pública del estado, que sacaron la bolsa con el presunto artefacto explosivo, que estaba colocado en una olla especial.
          Los hechos ocurrieron poco después de este mediodía en el centro de Tierra Blanca, frente a la delegación de Seguridad Pública, donde el área permanece acordonada por militares, policías y personal de Protección Civil de esa localidad.
          El artefacto fue trasladado a la VI Zona Militar en Boca del Río. Hasta esta tarde no había una versión oficial de los hechos.
    Por otra parte, el secretario de Gobierno, Reynaldo Escobar Pérez, aseguró que los operativos policiaco-militares, como el implementado el lunes pasado en Tierra Blanca, continuarán en otras regiones del estado, con el fin de “limpiar” los cuerpos policiacos.
    Al negar que el operativo del lunes pasado tenga tintes políticos, el funcionario dijo que el realizado en Tierra Blanca fue a iniciativa de los titulares de la Secretaria de Seguridad Pública (SSP), Sergio López Esquer, y de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Salvador Mikel Rivera, y contó con el “aval” del gobernador Fidel Herrera Beltrán.
    “Fue un ejercicio de revisión, detección y limpieza de la corporación policiaca”, subrayó Escobar Pérez, al reiterar que la medida continuará en otros puntos de la entidad, aunque se reservó los nombres de los lugares para no “poner en alerta” a los delincuentes.
    Añadió que, en caso de que las autoridades confirmen la participación de los policías en hechos delictivos, “se procederá en consecuencia y no se solapará a nadie”.
   

Comentarios