Leñero y los integrantes de la Academia Mexicana de la Lengua

jueves, 18 de marzo de 2010

MÉXICO D.F., 18 de marzo (apro).- El pasado viernes 12 se anunció oficialmente la elección del escritor Vicente Leñero como miembro de número en la Academia Mexicana de la Lengua, con lo que se convirtió en el tercer elegido en el año para ocupar un lugar en esa institución.

         El periodista, narrador, ensayista, dramaturgo y guionista de cine y televisión ocupará el asiento XXVIII que le correspondía a su antecesor, el dramaturgo Víctor Hugo Rascón Banda, fallecido en julio de 2008, nueve meses después de haber entrado a la institución.

De acuerdo con las normas de la Academia, Leñero –propuesto por Gonzalo Celorio, Felipe Garrido y Miguel Ángel Granados Chapa– tiene un plazo de 12 meses para cumplir con los requisitos académicos de asistencia y después presentar su discurso de ingreso para hacer definitiva la elección, que es vitalicia.

“En su sesión plenaria del jueves 11, la Academia Mexicana de la Lengua eligió para ocupar la silla número XXVIII a Vicente Leñero.

“De tal modo, esta centenaria corporación honra a tan destacado escritor y se enriquece con la presencia de un dramaturgo, cronista, autor de guiones cinematográficos, narrador, periodista, maestro, ya que el académico que fue elegido se distingue, a lo largo de más de 50 años, en muy diversos campos de la creación literaria en lengua española”, se lee en el comunicado de la institución.

El primero en ocupar ese asiento fue el expresidente Miguel Alemán Valdez, de 1951 a 1983, a quien siguió José Rogelio Álvarez, de 1988 a 2006, el cual se retiró por voluntad propia.

El escritor Carlos Montemayor, quien falleció a causa de un cáncer, el pasado  28 de febrero, dejó el asiento XX de la institución.

El último en tomar posesión como miembro de la Academia fue el periodista Miguel Ángel Granados Chapa, el 28 de febrero de 2008, quien actualmente ocupa la silla XXIX, que antes tenía el historiador Ernesto de la Torre Villar y después ocupó el especialista en literatura náhuatl Ángel Maria Garibay, maestro del historiador Miguel León-Portilla.

El francés nacionalizado mexicano, Patrick Johansson Kéraudren, políglota nahutlato, fue el primer elegido como miembro en lo que va del año para ocupar la silla III, que dejó el escritor y exdirector del Fondo de Cultura Económica José Luis Martínez, luego de que falleció en 2007.

Este último ocupó ese lugar durante casi 50 años y también fungió como director y director honorario perpetuo de la Academia.

Johansson fue propuesto por Miguel León-Portilla, Carlos Montemayor y Ruy Pérez Tamayo.

En febrero pasado, Leopoldo Valiñas Coalla, historiador especializado en lenguas indígenas, fue elegido para ocupar la silla XXIII, que dejó vacante Andrés Henestrosa, quien falleció en enero de 2008, luego de haberla ocupado por 44 años y haber sido séptimo bibliotecario-archivero de la mesa directiva.

Valiñas Coalla fue propuesto por Ernesto de la Peña, Julieta Fierro y Concepción Company Company para ser el tercero en ocupar ese sitio. La ceremonia de protesta será anunciada una vez que se cumplan los requisitos académicos de asistencia y la presentación del discurso de ingreso.

La Academia Mexicana de la Lengua está conformada por 31 miembros de número y cuenta con una mesa directiva y dos comisiones, una lexicográfica y una de consultas.

En la mesa directiva se encuentran: José G. Moreno de Alba (director), Ruy Pérez Tamayo (director adjunto), Gonzalo Celorio (secretario), Jaime Labastida (tesorero), Tarsicio Herrera Zapién (censor estatutario) y Vicente Quirarte (bibliotecario-archivero).

En la lexicográfica: Concepción Company Company (presidenta), Guido Gómez de Silva (presidente honorario) y Ernesto de la Peña y Herrera Zapién.

         Y en la de consulta: Gonzalo Celorio (presidente), Adolfo Castañón (secretario), Pérez Tamayo, Felipe Garrido y Quirarte, como parte de la comisión.

Entre los miembros de número se encuentran también Miguel León Portilla, el poeta Alí Chumacero, José Pascal Buxó, Margo Glantz, Eduardo Lizalde y Ramón Xirau, por nombrar a algunos.

 

ap/cvb

--FIN DE NOTA--

/v/v

Comentarios