Sexenio de Calderón, crítico en violación a los derechos humanos: CNDH

jueves, 18 de marzo de 2010

LEÓN, Gto., 18 de marzo (apro).- En lo que va del sexenio del presidente Felipe Calderón, el país vive una situación crítica por violaciones a los derechos humanos, con la reaparición de prácticas que habían disminuido o se habían erradicado “como las desapariciones forzadas”, además de la “tortura y las detenciones arbitrarias”, afirmó aquí Raúl Plascencia Villanueva, titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).
    “Parecía una agenda que ya habíamos superado”, señaló Plascencia Villanueva, luego de inaugurar las octavas “Jornadas nacionales sobre víctimas del delito y derechos humanos”, en esta ciudad.
    Aseveró que la falta de un mayor compromiso de los tres niveles de gobierno en el tema de los derechos humanos, ha colocado a México en una posición “bien crítica” en el ámbito internacional.
    Recordó que se han expresado condenas desde la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Sociedad Interamericana de Prensa o el Congreso de Estados Unidos, así como de otros organismos no gubernamentales “que se podrían evitar”.
    El titular de la CNDH insistió que la estrategia en materia de seguridad pública aplicada por el gobierno de Calderón, con el Ejército al frente y en las calles, no ha dado los resultados esperados ni en Ciudad Juárez, Chihuahua, ni en el resto del país.
    “No se vale combatir delitos cometiendo otros delitos. La estrategia para luchar en contra de una delincuencia del siglo XXI debe ser acorde también a estrategias modernas que se pueden utilizar: más inteligencia, más investigación y no simplemente la fuerza”, dijo.
    Por ello, añadió que es fundamental revisar las necesidades y los reclamos en materia de seguridad, “pero con una acción de gobierno que permita evaluar a corto y mediano plazo de qué manera se está actuando y si se está avanzando”.
    --¿Espera que se retire el Ejército antes de que termine este sexenio?
--se le preguntó.
    --Esperemos que sea lo más pronto posible, para que entonces sí haga lo que le corresponde.
           A una pregunta sobre la situación de vulnerabilidad de los periodistas ante el tema del narcotráfico, Plascencia Villanueva dijo que, aunque es muy grave atentar contra la libertad de expresión y los actos de intimidación al gremio –que han derivado en homicidios y
desapariciones--, “es mucho más grave la falta de investigaciones oportunas y adecuadas para garantizar que estas agresiones no se repitan o para detener a los responsables de las mismas”.
    Señaló que, en el caso de las 79 agresiones contra periodistas, documentadas por la CNDH de 2009 a la fecha, se han señalado como responsables a funcionarios de los tres niveles de gobierno, por agresiones indirectas por parte de particulares, “pero actuando con la tolerancia o la connivencia de servidores públicos”.
    Indicó que la CNDH participará en la reunión que la semana próxima sostendrán la SIP y otros organismos para abordar el tema de la libertad de expresión y la situación de los periodistas en México.
    La CNDH, afirmó Plascencia, busca establecer una serie de protocolos sobre el tipo de medidas que deben tomar o proporcionarse a reporteros o comunicadores que han sido objeto de agresiones o amenazas.    

Comentarios