El país, de maravilla, según Cordero, Lozano y Ruiz Mateos

viernes, 19 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 19 de marzo (apro).- En un intento por contrarrestar el entorno informativo desfavorable, en el que sobresalen la violencia, narcotráfico y desesperación social, el gobierno federal decidió hacer campaña para dibujar un país en el que todo está bien.
    En la residencia oficial de Los Pinos, los secretarios de Hacienda, Trabajo y Economía, Ernesto Cordero, Javier Lozano y Gerardo Ruiz Mateos, respectivamente, ofrecieron una mañanera conferencia de medios, en la que pintaron una economía en franca recuperación, con fuerte apoyo a las actividades productivas y un notable incremento de nuevos empleos.
    De hecho, dijo Javier Lozano, los 181 mil empleos perdidos en 2009 se han recuperado con creces. tan sólo en la primera quincena de marzo, añadió, se crearon 70 mil nuevos puestos de trabajo que, sumados a los que se crearon desde el 1 de enero de este año, dan un total de 234 mil 255 nuevos empleos formales, es decir, con seguridad social.
    Optimista, el secretario del Trabajo señaló que inclusive se recuperaron los 37 mil 535 empleos perdidos en 2008.
    Es decir, apuntó, con los empleos creados entre el 1 de enero y el 15 de marzo “se ha recuperado ya la totalidad de los empleos perdidos durante 2009 y 2008”.
    Y sugirió que además son empleos de calidad, pues de los 14 millones 115 mil 536 trabajadores asegurados en el IMSS, 88% tienen empleos permanentes y sólo 12% son eventuales.
    Lozano Alarcón fue el segundo al micrófono. Le antecedió un no menos optimista secretario de Hacienda. Ernesto Cordero, sin pausa, enlistó todos los indicadores económicos, que –dijo--  “son bastante positivos” y demuestran que “la recuperación económica se encuentra en curso”.
    La economía mexicana, sugirió, no podía estar mejor. Las exportaciones no petroleras crecieron en enero casi 21%. La producción industrial ha tenido “una recuperación significativa”, pues en enero creció 3.6%; dentro de ésta, las manufacturas aumentaron 8% y, en particular, la producción automotriz ha tenido un repunte espectacular: creció 102% en enero, a tasa anual, y 56% en febrero.
    Todo ello en lo que hace a la demanda externa. Sobre la demanda interna, Cordero informó que las ventas en tiendas de autoservicio crecieron 3.4% en febrero.
    En lo que se refiere a la deuda externa, que en países europeos como Italia y Grecia es de más de 100% del Producto Interno Bruto, en México es de “sólo” 30% del PIB.
    Sin reposo, siguió el recuento de los buenos datos de la economía. De acuerdo con el secretario de Hacienda, la constante caída en la producción de crudo logró frenarse. En enero, agregó, la producción petrolera mantuvo su nivel del segundo semestre de 2009, pues alcanzó y se estabilizó en 2.6 millones de barriles por día.
    Y, como nunca en la historia económica del país, las reservas internacionales del Banco de México están más que abultadas: 94 mil 800 millones de dólares, 9 mil 500 millones más que al cierre de diciembre de 2009. Y este año seguirán incrementándose, dijo.
    Además, el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores se ha incrementado en lo que va del año en 94.7% respecto del valor mínimo observado en 2009.
    Por si algo faltara, la moneda nacional está más fuerte que nunca. El tipo de cambio actual es de 12 pesos con 51 centavos por dólar, muy por debajo de los 15.49 pesos por dólar del 9 de marzo y de los 13 pesos por dólar al cierre de 2009.
    Sólo hasta el final de su alegre recuento, el secretario de Hacienda mencionó que si bien los pronósticos de crecimiento andan entre 4% y 5% para este año, “la recuperación no está exenta de riesgos”, por lo que la apuesta, agregó, debe ser la de “generar prosperidad económica y bienestar social a un ritmo acelerado”.
    Y esto, dijo, sólo será posible “si avanzamos en la agenda de reformas estructurales que requiere el país.”
    El último turno al micrófono le correspondió al secretario de Economía. Pero, como si le hubieran avisado de la conferencia apenas la víspera, no ofreció datos llamativos como los de sus colegas. O no tenía mucho que informar o de qué alardear.
    Ruiz Mateos apenas apuntó que al cierre de 2009 se otorgó financiamiento a 85 mil empresas –que emplean a más de 1.2 millones de personas--  por más de 77 mil millones de pesos.
    Por supuesto, nada dijo del desplome severo de la inversión extranjera directa, que el año pasado fue de apenas la mitad de un año antes.

Comentarios