Mujeres, marginadas por los partidos políticos

viernes, 19 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 19 de marzo (apro-cimac).- A pesar de que los partidos políticos están obligados por ley a destinar el 2% de las prerrogativas que perciben a capacitar, promocionar y desarrollar el liderazgo de las mujeres , ninguno de ellos cumple con dicha enmienda.
Según Natividad Cárdenas Morales, presidenta del Consejo Ciudadano Mujeres al Poder los partidos en su mayoría desvían o, simple y llanamente, no ejercen dicha partida, sin que el Instituto Federal Electoral (IFE) haga algo por evitarlo.
Asegura que esa normatividad es una simulación, igual que el cumplimiento de la cuota de género. “Los partidos utilizan el recurso en la compra de mandiles, fumigación, seguridad, lavandería, aguinaldos e impuestos, mientras que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) definitivamente no lo utiliza”.
La también Coordinadora Académica del Centro de Estudios Políticos de Acción Afirmativa, dice que, de acuerdo con los informes de ingresos y gastos de los partidos, en 2008 los ocho partidos con registro recibieron por ese concepto 49.5 millones de pesos, en 2009, 54.6 millones y en 2010 cuentan con un techo presupuestal de 58.2 millones.

Mandiles, fumigación, lavandería, playeras…

En el caso del PAN, Cárdenas Morales encontró que los 13.2 millones de pesos que debieron ejercerse en 2008 en beneficio de las mujeres, dichos recursos fueron erogados en impresos, material promocional y eventos que implicaron un  gasto adicional de 8.3 millones.
“El PAN paga muchos gastos ordinarios con ese recurso como aguinaldos e impuestos”, dice la investigadora.
La misma tendencia observó en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), con los 9.8 millones de pesos que les correspondían a las mujeres.
. A pesar de estar dirigido por una mujer, la tlaxcalteca Beatriz Paredes, el PRI destinó dichos recursos al pago de “servicios personales, materiales y suministros y servicios generales”, así como a la organización de eventos no especificados, en lugar de emplearlos para incentivar la participación política de sus agremiadas.
En ese mismo periodo, la tercera fuerza política nacional, el Partido de la Revolución Democrática (PRD), destinó 8.4 millones de pesos a ese rubro, de los cuales no utilizó ni un centavo, por lo que fue multado por el Instituto Federal Electoral (IFE) con un millón 696 mil pesos.
En cambio, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), dice Natividad Cárdenas, invirtió 8.3 millones –el doble de lo que le correspondía--, en la compra de bolsas, mandiles en gabardina, y en pulseras bordadas, entre otra productos utilitarios que se distribuyen en actividades proselitistas.
Algo similar ocurrió con el Partido del Trabajo (PT). La mitad de los 4 millones de pesos autorizados fueron a parar en trabajos editoriales. “Elaboraron  folletos de escasas páginas, cuyos temas se repiten y se paga por lo menos seis veces un mismo título y a un sólo proveedor”, revela Cárdenas Morales.
Nueva Alianza debió ejercer 3.4 millones y reportó un gasto de 3.5 millones. El grueso de dichos recursos, se invirtieron en cursos de capacitación impartidos en Ensenada, Guanajuato, Coatzacoalcos, Campeche y Hermosillo. Un detalle que no pasó desapercibido a la investigadora fue el hecho de que dicho monto fue pagado a un solo proveedor.
Convergencia, ejerció 3.5 millones de pesos, pero no para capacitar a las mujeres, sino en la compra de playeras tipo polo con el logo tipo del partido y la leyenda “8 de Marzo, Día Internacional de las Mujeres”, así como en papelería.
Y el Partido Social Demócrata reportó se sobregiró: en lugar de los 2.6 millones presupuestados, erogó seis millones. Dicha cantidad se fue en la organización de un solo evento, “Mujeres de Treinta de Treinta”, del cual no aparece temática ni expositores ni listado de participantes.


¿IFE cómplice?

Martha Tagle Martínez y Elsa Conde Rodríguez, exlegisladoras federales que en 2007 promovieron las reformas al Cofipe en materia de género, las cuales se publicaron en 2008 y entraron en vigor en 2009, denuncian que aunque el IFE tiene la facultad para sancionar a los partidos que incumplen el Cofipe no lo hace.
“No ha demostrado ningún interés en sancionar a los partidos políticos “simuladores” que incumplen el Código Federal de Procedimientos e Instituciones Electorales (Cofipe) en materia de género que establece el sistema de cuotas para las candidaturas de un 60-40 por ciento, y destinar un 2% de su presupuesto para el avance político de las mujeres”.

En entrevista telefónica, las exlegisladoras coinciden en que el IFE tiene la obligación de detener estos “vicios legales”.
Martha Tagle Martínez, exdiputada federal por el Partido Convergencia durante la  LX legislatura, sostuvo que el IFE debe poner los candados necesarios y sancionar a los partidos que incurren en simulaciones.
Reconoce que las reformas al Cofipe en 2007 tuvieron “varios errores” que se han traducido en la renuncia de 16 legisladoras que dejaron sus lugares para cedérselos a sus suplentes todos hombres, sólo simularon “cumplir con la cuota de género”.
     Tagle Martínez menciona que “ahora nos enteramos de que el 2%  que se debería destinar a la capacitación, promoción y desarrollo del liderazgo político de las mujeres, se gasta en mandiles y gorras”.
Recuerda que las reformas que asignan recursos para la capacitación y promoción de las mujeres al interior de sus partidos, nacieron para acabar con los pretextos de que “no hay mujeres capacitadas par ocupar cargos de elección”.
Elsa Conde Rodríguez, exdiputada federal en la LX legislatura por el Partido Alternativa Social Demócrata (PSD), refiere, a su vez, que la propuesta del 2% para la capacitación, promoción y desarrollo del liderazgo político de las mujeres, fue el resultado de una propuesta de un grupo plural de diputadas de todos los partidos.
Consideró que el subejercicio pone una vez más en evidencia la simulación de los partidos para incumplir con lo que establece la ley y, por otra parte, la falta de interés del IFE para resolver el problema.
No es que los institutos políticos del país no entiendan que significa “promoción y desarrollo del liderazgo político de las mujeres, sino que se burlan de manera deliberada de lo que establece la ley”, abundó.

Urge reglamentación

Martha Tagle Martínez propone la creación urgente de los reglamentos que establezcan cómo deben gastarse los recursos para impedir que se desvíen a otros rubros, mientras que Elsa Conde Rodríguez sugiere la “firma de acuerdos para establecer sanciones a los que no cumplieron la cuota de género, y de igual manera tendría que tener uno que estableciera el procedimiento que debería seguir cada partido para ejercer el 2%”.
Y recuerda que antes de las modificaciones, cada partido recibía un porcentaje para capacitación de sus militantes y era obligatorio cumplir, sin embargo evadieron esa obligación, y a cambio establecieron un compromiso con la capacitación de las mujeres. En la actualidad, ya no hay tal, ni para las mujeres, ni para el resto de los militantes.