Evidencia el PRI proselitismo panista de delegados de Sedesol

martes, 2 de marzo de 2010

MÉXICO, DF, 2 de marzo (apro).- Diputados priistas exigieron al secretario de Desarrollo Social, Heriberto Félix Guerra, la destitución del delegado de Sedesol en Coahuila por “presionar a afiliados a programas sociales para que voten por el PAN”; lo mismo ocurre, denunciaron, en Yucatán y Oaxaca.
    Al comparecer Félix Guerra ante la Comisión de Desarrollo Social --encuentro al que acudió sin formar parte de esa instancia el vicecoordinador del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín--, los legisladores de Oaxaca, Coahuila y Yucatán hicieron duras críticas sobre el uso político que los delegados de Sedesol están haciendo de los programas sociales para beneficiar al PAN en las próximas elecciones locales.
     Incluso, el legislador priista por Coahuila, Hugo Héctor Martínez González, presentó un video donde se muestra al presidente del Comité Municipal del PAN en Villa Unión, Raúl Rodríguez Elizalde, comentar a una afiliada que “todos los programas como esos son con fines políticos, no nos vamos a hacer, ¿no?”
    La mujer le responde, “y bueno, ahora que salga Felipe Calderón, ¿se acaba lo de Oportunidades?, bueno, pues, anóteme”.
    El mismo dirigente local panista le confía a la vecina que a él le pidieron que elaborara un padrón de 400 familias, y una segunda mujer que aparece en el video (no beneficiada y al parecer es ayudante de Rodríguez Elizalde) aconseja:
“Es que aquí lo único que se necesita --no pedimos ni los vamos a llevar a ningún lado--, el chiste es nada más ir a votar”, advierte.
    El panista, en un intento por convencer a la potencial beneficiada, remacha: “Pero es como todo, es como te digo, a lo mejor no me entiendes lo que te quiero decir, de que todos los programas, todos, son con fines políticos, ¿verdad?
    “Nosotros estamos actuando parejo, inclusive a todas las que hemos integrado al programa, ahí van panistas, van priistas, van de todo, pero sí, cuando van ahí al programa, así se les dice, ellos (los de Sedesol) les dicen: ‘Este programa es del presidente de la República, de Felipe Calderón, este no es del estado ni del municipal, éste es de allá’, y esta vez les dijeron, ‘ahí comparan ustedes’”.
    Después, le advierte que para el Programa de Becas él tiene toda la papelería, misma que llevaría al siguiente día a la delegación de la Sedesol, y también le aclara que para realizar la labor proselitista cuenta con el apoyo del senador panista Guillermo Anaya. “Por medio de ellos, nos están apoyando, allá arriba…”
    Y al final insiste en que el programa es parejo, pero “cuando llegue el tiempo, tiene uno que…”; entonces un segundo hombre lo secunda: “qué aflojar”. Sí --responde el presidente del comité municipal panista.
    Ante la evidencia, el secretario de Sedesol, quien antes había escuchado el reclamo del diputado del PVEM, Liborio Vidal, sobre la parcialidad en la inclusión de beneficiados en los programas sociales, recurrió a una evaluación que Transparencia Mexicana hizo a la dependencia, en que se asegura que no se está realizando uso político alguno.
    Luego Félix Guerra atajó:
    “No se vale desvirtuar el programa social, no se vale que aquí no nos pongamos de acuerdo o nos estemos tirando… Si la revisión que hace la ONU no es válida para ustedes, díganme ¿cuál sí es válida?”.
    Y añadió: “En efecto, este año es atípico, se vota en casi a mitad del país, por lo que es necesario blindar los programas sociales.
    “Mientras hay quienes piensan en la próxima elección, otros pensamos en la próxima generación”, justificó el funcionario federal.
    Y luego hizo una reflexión:
    “Luchar por el poder, ¿nomás por el poder? ¿Agarrarnos hasta los golpes? Y mientras, ¡que nuestro país lo pague!, cuando en otros países sí se ponen de acuerdo”.
    El secretario de Sedesol, quien tuvo una difícil comparecencia, pidió a los diputados que si cuentan con las evidencias de que se están utilizando los programas sociales con fines partidistas, que lo denuncien. “Ejerzamos la denuncia penal, pero también ejerzámosla por difamación… porque se vienen meses muy difíciles”.
    En respuesta, el diputado por Coahuila le aclaró: “No se preocupe, la denuncia ya la pusimos y aquí esperamos la solicitud que le hacemos de remoción del delegado en el estado”.
    A su vez, el diputado por Oaxaca, Elpidio Concha, denunció también el uso político y condicionamiento en la entrega de becas y ayuda social a los indígenas de la entidad; por ello, presentó la denuncia acompañada de la firma de cuando menos 80 alcaldes priistas.

    Más tarde llegó el vicecoordinador del PAN, Roberto Gil Zuarth, quien habló durante unos minutos con su homólogo priista, Jorge Carlos Ramírez Marín. A partir de ese momento los reclamos aminoraron pero no porque hubiese un acuerdo entre ambos coordinadores sino por una táctica dilatoria del secretario para no responder claramente.

    La comparecencia derivó en el ofrecimiento del titular de la Sedesol para que se firme en cada entidad un convenio con la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade).
Además, se pactó la conformación de un grupo de trabajo que monitoree cada una de las denuncias que se vayan presentando en los siguientes meses, hasta octubre, cuando se registrará la última elección local de las 15 que se llevarán a cabo este año (doce para gobernador y tres para renovar únicamente alcaldías y Congresos locales).

Comentarios