Amenazan de muerte al director de la Policía Ministerial de Chilpancingo

lunes, 22 de marzo de 2010

Chilpancingo, Gro., 22 de marzo (apro).- Autoridades ministeriales confirmaron las amenazas de muerte contra el director de la Policía Ministerial Estatal (PME), Valentín Díaz Reyes, luego de que esta madrugada los restos de los comandantes Prédix Luna Simón y Cristóbal Luna García fueron arrojados frente a la sede de esta corporación. Un reporte oficial indica que en el lugar se encontraron dos mensajes escritos en cartulinas blancas con la siguiente advertencia contra Díaz Reyes y dos comandantes adscritos en el puerto de Acapulco: "DIRECTOR MINISTERIAL AUNQUE TE PROTEGAS CON UN TANQUE TE VA A CARGAR LA VERGA. SIGUES TU MANZANAREZ Y RADILLA PERROS CHAQUETEROS SE LOS VA A CARGAR SU PINCHE MADRE POR TRAICIONEROS. ATTE. EL QUE ANDABA AUSENTE SE ME CONCEDIO VOLVER. ATTE. LA EMPRESA" y "ESTO LES VA A PASAR A LOS CHAQUETEROS Y TRAIDORES SALUDOS PARA TI DIRECTOR DE LA MINISTERIAL. SIGUES TU RADILLA Y MANZANAREZ SON LOS PROXIMOS Y LOS VAMOS A ENCONTRAR DONDE SE ESCONDAN HIJOS DE SU PUTA MADRE YA LLEGO EL QUE ANDABA AUSENTE SE ME CONCEDIO VOLVER. ATTE. LA EMPRESA” (sic). Mientras que los dos hombres decapitados y desmembrados que dejaron, también durante esta madrugada, frente a la casa del subdirector de Tránsito de Acapulco, Armando González Valeriano, fueron identificados como los hermanos Milton y Jairo Cisneros Valeriano, ambos sobrinos del jefe policiaco que sigue desaparecido. En este caso, también fueron encontrados mensajes firmados por “La Barbie” y dirigidos a González Valeriano así como a Héctor Beltrán Leyva, “El H”, y su jefe de sicarios Sergio Villarreal Barragán, “El Grande”. Esta confrontación entre operadores de Édgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, y Héctor Beltrán Leyva, “El H”, por el control de la estructura del cartel de los Beltrán Leyva y la disputa de la plaza mantiene una alerta general en las corporaciones policíacas debido a que se espera que sigan registrándose hechos de violencia en la entidad vinculados al crimen organizado.

Comentarios