Descarta Lozano cambios al artículo 123 constitucional

lunes, 22 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 22 de marzo (apro).- El titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Javier Lozano Alarcón, descartó cualquier cambio en el artículo 123 constitucional en la propuesta de reforma laboral que su partido, el PAN; presentó a la Cámara de Diputados la semana pasada.
 “El artículo 123 es uno de los pilares fundamentales de la Constitución Mexicana. Es el que tiene todo el catálogo de principios, de derechos, de fundamentos de los derechos individuales y colectivos fundamentales de los trabajadores”, puntualizó.
Lo que se busca, añadió, es modernizar "un marco jurídico laboral que viene de 1970" y que este 1 de mayo cumplirá 40 años.
En entrevista con Carlos Loret, en Primero Noticias, el funcionario federal manifestó que la propuesta del gobierno gira en torno de cinco ejes fundamentales, entre ellos facilitar el acceso al mercado de trabajo y lograr una mayor equidad de género y en grupos vulnerables.
Además, dijo, se pretende mejorar las condiciones generales de trabajo, seguridad e higiene y aumentar sanciones para quien viole la ley, así como lograr la transparencia y la democracia sindical.
    “Son cinco grandes ejes rectores que aglutinan 419 cambios que queremos den un gran equilibrio, porque lo que estamos buscando fundamentalmente es que haya más trabajo, pero en la economía formal, con mejores ingresos a partir de una mayor productividad”, puntualizó.
    Asimismo, afirmó que no se quitarán derechos fundamentales a los trabajadores, como el derecho de huelga, la contratación colectiva, la autonomía sindical, las jornadas de trabajo, la capacitación o el acceso a la seguridad social.
    La propuesta del gobierno, insistió, permite el acceso a los empleos, porque facilita la entrada al mercado formal mediante los contratos a prueba, los contratos con capacitación inicial obligatoria y los contratos de temporada.
    El titular de la STPS rechazó que con ello se busque legalizar el subempleo, aunque reconoció que los trabajadores que firmen esos contratos no tendrán derechos, por ejemplo, al Seguro Social o cualquier otra prestación “porque no está formalizada la relación”.
    Lozano manifestó que la reforma no es a favor del sector empresarial, pero se deben buscar, dijo, equilibrios entre los factores de producción, es decir entre el capital y el trabajo, porque “no todos son trabajadores con sus sindicatos ni tampoco todo debe beneficiar  a los empleadores”.
    Según el funcionario, la del gobierno es una propuesta que nació a partir de 332 iniciativas elaboradas en los últimos 12 años, y con ella, agregó, México mejoraría entre 20 y 25 posiciones en el índice de competitividad en materia laboral, según evaluaciones del Instituto Mexicano de Competitivad (IMCO), la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) y el Banco de México.

Comentarios