Tragedia en el Tec no será motivo de "desunión entre instituciones": Segob

lunes, 22 de marzo de 2010

MONTERREY, NL., 22 de marzo (apro).- El secretario de Gobernación, Fernando Gómez Mont, advirtió que la muerte de dos estudiantes del Tecnológico de Monterrey el pasado fin de semana no será motivo de “desunión entre las instituciones”.
Al dar lectura a un comunicado, Gómez Mont destacó: “Reitero que no habrá fisura entre nosotros, que es una búsqueda por respeto a la verdad para construir y consolidar las acciones que México necesita para que la autoridad pueda proteger a sus ciudadanos, su actividad lícita”.
    Luego se comprometió a esclarecer los hechos en que perdieron la vida José Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo, ambos universitarios becados por excelencia académica en la Escuela de Ingenieros del sistema Tec.
Gómez Mont admitió que “los dos estudiantes estuvieron en la línea de fuego del lado donde los soldados de México eran agredidos por criminales. Ofrezco que se profundizará una investigación que saque a todos la verdad y deje a todos un aprendizaje sobre esta triste tragedia para evitar este tipo de situaciones en el futuro, sin menguar en nada el ánimo de la autoridad para proteger a la gente”.
El funcionario federal se reunió esta tarde en Casa de Gobierno con el gobernador Rodrigo Medina y con el rector del sistema Tecnológico de Monterrey, Rafael Rangel Sostmann, para discutir el tema de los estudiantes abatidos en el marco de la guerra contra el crimen organizado.
Ambos perecieron luego de una persecución a la una de la mañana entre elementos del Ejército y presuntos sicarios, que derivó en una balacera en el cruce de Garza Sada y Luis Elizondo, frente al campus central del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).
Inicialmente, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) informó que los muertos eran sicarios, pero luego se reveló la verdadera identidad de Mercado y Arredondo, lo que provocó conmoción en Nuevo León.
Luego de hacer extensivo a las familias de las víctimas el pésame del presidente Felipe Calderón, el secretario de Gobernación dijo que “sabremos superar esta tragedia”, y señaló que México “está urgido de profundas reflexiones para presentar una solución institucional frente al temor y zozobra que se vive en algunas partes del país”.
Dijo que se solidarizaba con las autoridades de la entidad y afirmó que “la tarea no es ni de la Federación ni del estado, sino que cada quien, en el ámbito de sus atribuciones, necesita ser más fuerte y apto para enfrentar estos peligros”.
La situación que se vive en la Nuevo León, consideró, es ocasionada por personas temerarias que tienen “un absoluto desprecio a la vida” y que se benefician “mediante la desgracia de los demás”.
Gómez Mont aseguró que en este momento Federación, estado y comunidad académica “están unidos en este difícil momento para juntos dar la cara a los cobardes que atentan contra lo más sagrado que tenemos, que es contra una juventud que estudia y se prepara para salir adelante”.
Al finalizar la conferencia, Rangel Sostmann aclaró que los guardias de la institución se confundieron al identificar a las personas abatidas, lo que dificultó aún más el proceso de reconocimiento de las víctimas.
Luego de la balacera, el Tecnológico de Monterrey emitió un comunicado en el que señala que ningún estudiante había resultado herido. Luego debió decir que se equivocaron y que los dos eran alumnos regulares.
El rector afirmó que su error fue haber confiado en el procurador de de Nuevo León, Luis Carlos Treviño Berchelmann, que inicialmente le dio información errónea que él divulgó.
“La información que teníamos es que no eran alumnos, lo verificamos con la Procuraduría y nos dijeron que no estaban ligados con el Tecnológico. Y nosotros anunciamos que no había nadie muerto (del Tec)”.
Por su parte, Medina de la Cruz expresó sus condolencias a los familiares de las víctimas y “reiteró” su compromiso con el gobierno federal en la lucha contra el crimen organizado.