Acepta alcalde de San Pedro que "El Chico Malo" era su informante

martes, 23 de marzo de 2010

SAN PEDRO GARZA GARCÍA, N.L., 23 de marzo (apro).- El alcalde de esta ciudad, Mauricio Fernández Garza, confesó que el presunto lugarteniente del cartel Beltrán Leyva, Alberto Mendoza Contreras El Chico Malo, fue informante de su administración y su grupo de inteligencia.
    Además, admitió que El Chico Malo recibió pagos por la información que aportó al ayuntamiento, aunque se negó a revelar las cantidades entregadas al presunto delincuente.
    Y dijo que siempre supuso que Mendoza Conteras formaba parte de alguna agencia de inteligencia nacional o estadunidense.
    La revelación de Fernández Garza provocó que la Procuraduría General de la República (PGR) valore la posibilidad de citarlo a declarar junto con otros funcionarios, como parte de la indagatoria que se sigue a Mendoza Contreras, según dio a conocer el vocero de la dependencia. Ricardo Nájera, a Grupo Reforma, que difundió la versión en su sitio electrónico.
    El pasado 19 de marzo, elementos de la Armada de México detuvieron en un operativo a Alberto Mendoza Contreras, a quien se le atribuye la jefatura de plaza en San Pedro, luego de las detenciones de Héctor Huerta Ríos en marzo, y de su sustituto, Rodolfo López Ibarra El Nito, en mayo de 2009.
    En una entrevista celebrada tras pasar revista a elementos de la policía municipal, Fernández Garza sostuvo que jamás supo de vínculos de El Chico Malo con algún grupo de delincuencia organizada, y aclaró que ni lo conocía por ese apodo.
    Además, refirió que creía que el detenido era miembro de alguna agencia de inteligencia mexicana o extranjera.
    “Yo creía que era un doble o triple agente”, aseguró.
    Conocido ya por sus polémicas declaraciones, Fernández Garza asumió la alcaldía el pasado mes de octubre. Su toma de protesta derivó en  escándalo, pues anunció en su discurso inaugural que Héctor Saldaña, presunto secuestrador asentado en San Pedro, había sido asesinado, pero horas antes de que se descubriera el cuerpo.
    Desde entonces, Fernández Garza anunció la creación de un “grupo rudo” y de un grupo de inteligencia en su policía municipal. “El Chico Malo” pertenecería al segundo.
    El alcalde sampetrino dijo también que tiene una red de informantes cercana a 2 mil personas, por las cuales no puede responder y no en todos los casos conoce sus antecedentes.
    “Si la información es fidedigna –y nosotros la verificamos-, nos sirve. La información de esta persona (“El Chico Malo”) fue muy buena, nos sirvió mucho”, dijo.
    Agregó que la información puede ser proporcionada por un ciudadano común o por un grupo rival a otro, pero insistió en que mientras  sirva la usará y que por ello, nadie debe asustarse.
    Además, insistió en que pagar por información no es algo nuevo, recordó que esa práctica se ha implementado en Colombia, y que incluso el ejército y la PGR lo hacen.
    “Hasta el Diablo nos puede dar información”, dijo.
    Ante la insistencia de los reporteros de conocer el monto del pago, el alcalde del municipio más rico de México atajó:
 “A mí qué me importa quién me la dé –la información-, yo no tengo porqué juzgar, y si alguien me trae información valiosa, yo se la compro”.
Y acusó al gobierno federal y sus cuerpos de seguridad de no compartir información sensible, por lo que ha tenido que desarrollar su propio cuerpo de inteligencia municipal para garantizar la seguridad de sus habitantes.

Comentarios