Condenan en San Lázaro ataque a diputado que denunció al narco en Morelos

martes, 23 de marzo de 2010

MÉXICO, DF, 23 de marzo (apro).- La Cámara de Diputados condenó hoy la agresión que sufrió el diputado federal del PRI, Francisco Moreno Merino, y demandó a la Procuraduría General de la República (PGR) la creación de un grupo especial para que indague los hechos ocurridos en Cuernavaca, Morelos.
    Desde la tribuna, el también priista, Arturo Zamora Jiménez, sostuvo que dicha agresión “daña fundamentalmente la soberanía de la Cámara de Diputados, la tranquilidad y la paz de todos y cada uno de los legisladores. Pues, finalmente, esto lleva implícita la posibilidad de lanzarnos un mensaje a todos, a los 500 diputados, de que permanezcamos impasibles ante la ola de violencia.
    Gerardo Fernández Noroña, del PT, se sumó a la condena y recordó que el legislador por Cuernavaca “ha exigido la renuncia del gobernador de Morelos por sus vínculos con el narco”.
    Un día después de sujetos no identificados irrumpieron en las oficinas del legislador, apareció un ‘narcomensaje’ en el que se hacía alusión a Edgar Valdez Villarreal, La Barbie.
    Zamora Jiménez, el diputado que condenó desde la tribuna el atentado, advirtió que si hoy se amenaza a un priista, “el día de mañana puede ser un compañero de otro partido político, y después a cualquier sector de opinión pública, a cualquier líder de opinión, con la finalidad de inhibir la valentía que él ha tenido para denunciar estos hechos”.
    Luego, uno a uno el resto de los legisladores subió a tribuna para mostrar su solidaridad, aunque sólo los legisladores del PT, Gerardo Fernández Noroña, y del PRD, Enoé Uranga Muñoz, consideraron que era el momento de demandar una explicación por la fallida operación en contra del narcotráfico y un cambio en la estrategia que ha emprendido el gobierno de Felipe Calderón.
    “En esta ocasión se ha agredido a uno de nosotros, pero además se suma a un vacío de poder en el que realmente queda claro que quien tiene el control, quienes tienen los hilos de los poderes fácticos, es quien está dirigiendo los destinos del país”, soltó Enoé Uranga.
    Sostuvo que el gobierno federal no da seguridad a nadie y que el asesinato de dos estudiantes a las afueras del Tecnológico de Monterrey es una prueba del vacío de poder, de la indolencia y de la irresponsabilidad del gobierno federal.

Comentarios