Rector del TEC pide dejar las protestas; es tiempo "de proponer", dice

martes, 23 de marzo de 2010

MONTERREY, NL, 23 de marzo (apro).- El rector del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), Rafael Rangel Sostmann, encabezó hoy un homenaje póstumo a los dos estudiantes abatidos el pasado viernes durante un enfrentamiento entre militares y sicarios en las inmediaciones del campus universitario, en el que suavizó su discurso y llamó a la comunidad estudiantil a evitar las protestas por el incidente ocurrido con sus dos compañeros.
    Ante Margarita Zavla, esposa del presidente Felipe Calderón, quien dio el pésame a los familiares de las víctimas, el rector del Tec advirtió: “No es tiempo de protestar, sino de proponer”.
    Además, dijo a la comunidad universitaria que no debe esperarse que las autoridades resuelvan los problemas, sino que las soluciones dependen de la sociedad.
    Aun más:
    “Que este evento que nos sucedió con estos dos estudiantes, nos sirva a todos y no para estar culpando a todo el mundo”, subrayó.
    Esta tarde, cientos de estudiantes y maestros se reunieron en el Patio de las Carreras, donde Rangel Sostmann inició su intervención aludiendo a Eugenio Garza Sada, el fundador del ITESM, quien murió en 1973 durante un intento de secuestro y cuya estatua se ubica en el lugar del homenaje de este martes.
    Pero lejos de los reclamos del empresariado mexicano al gobierno priista de Luis Echeverría por el asesinato de Garza Sada en esa época, esta vez Rangel Sostmann pidió “dejar el pasado atrás”.
    Con un tono más moderado que los días anteriores, el funcionario universitario pasó por alto la denuncia hecha por Rosa Elvia Mercado Alonso, madre de Jorge Antonio, quien, en diferentes entrevistas, denunció que a su hijo había sido torturado.
    Al homenaje asistieron los padres de Jorge Antonio, mientras que la familia de Arredondo Verdugo estuvo ausente, pues sus restos fueron trasladados la tarde del lunes a La Paz, Baja California Sur, de donde era originario.
    Al concluir su intervención, el rector del ITESM reiteró el pésame a las familias de los estudiantes baleados y, en un acto involuntario, concluyó deseando “felicidades”.
Jorge Antonio Mercado Alonso y Francisco Javier Arredondo Verdugo fueron muertos en las inmediaciones del campus por militares. Hasta ahora, se desconoce si los dos alumnos de alto rendimiento académico fueron asesinados en el interior o el exterior del Tec.
    En un primer momento, la Procuraduría General de la República (PGR) informó que se trataba de dos sicarios caídos durante la refriega en la que se detonaron varias grandas de fragmentación y se dispararon armas de grueso calibre.
    Sin embargo, luego de las respectivas identificaciones, el propio rector dio marcha atrás, dando a conocer que sí se trataba de alumnos, quienes desde el sábado son objeto de homenajes.

Comentarios