Recuerdan priístas a Colosio

martes, 23 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 23 de marzo (apro).- Dirigentes, exdirigentes y legisladores  del PRI rindieron hoy un homenaje luctuoso al excandidato presidencial, Luis Donaldo Colosio, en el marco del 16 aniversario de su muerte.
    En la sede nacional priista, ubicada en la colonia Buenavista, la presidenta nacional del partido, Beatriz Paredes Rangel, afirmó que el deseo de Colosio de que haya más justicia “sigue pleno”, y la mejor manera de honrar su memoria, añadió, es “siendo fiel a sus ideales, a sus propósitos”.
Luego de manifestar que el ideario del excandidato presidencial “condensa toda una visión para el desarrollo del país", la exgobernadora de Tlaxcala, quien encabezó la primera guardia de honor, llamó a sus correligionarios a poner en práctica esa doctrina.
    En su turno, el senador Manlio Fabio Beltrones afirmó que "siguen siendo válidas” las preocupaciones de Colosio “y sus palabras de ver un México sin rumbo”. Espero, agregó, que eso lo podamos resolver y muy pronto.
Al acto asistieron Gustavo Carbajal Moreno, Humberto Roque Villanueva, Rafael Rodríguez Barrera, Fernando Ortiz Arana, así como miembros del actual Comité Ejecutivo priistas.
También estuvieron presentes integrantes del sector obrero, entre ellos de la Confederación Nacional Campesina (CNC), del Sindicato de Ferrocarrileros y de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE).
Y, mientras, en Tijuana, Baja California, el líder de la colonia Lomas Taurinas, Agustín Pérez Rivero, afirmó que Luis Donaldo Colosio dejó de ser atractivo político.
De acuerdo con Pérez Rivero, los priistas dejaron abandonada la Plaza de la Unidad y la Esperanza que se fundó en Lomas Taurinas, donde fue abatido el sonorense, y si bien antes ordenaban remozar el área cada vez que se acercaba la fecha luctuosa, ahora “brillan por su ausencia”.
Antes los políticos venían a colocar una corona o a tomarse una foto para recordar un año más del homicidio, “pero ahora muy lamentablemente el PRI al que pertenezco no se ha acordado”, dijo el líder popular.
Hace 16 años, el 23 de marzo de 1994, cuando andaba en campaña por la presidencia de la República, Luis Donaldo Colosio Murrieta arribó, alrededor de las 16:00 horas, al aeropuerto “Abelardo L. Rodríguez” de Tijuana, Baja California, de donde se trasladó a la colonia popular Lomas Taurinas.
Luego de pronunciar un discurso ante miles de personas, Colosio bajó del templete colocado para tal fin y, luego de caminar alrededor de 10 metros entre la multitud, recibió dos disparos: uno en la cabeza y uno más en el abdomen. De inmediato fue trasladado al Hospital General de Tijuana, donde fue declarado oficialmente muerto a las 20.00 horas.
El presunto autor de los disparos, identificado como Mario Aburto Martínez, de 23 años, fue detenido por quienes rodeaban a Colosio Murrieta al momento del atentado, y fue puesto a disposición de las autoridades. Desde entonces, permanece preso en el penal federal del Altiplano, donde purga una sentencia de 45 años.

Comentarios