Renuncia jefe de la policía de BC implicado en arresto y liberación del líder de Congreso

martes, 23 de marzo de 2010

MEXICO, DF, 23 de marzo (apro).- El director de Seguridad Pública de Mexicali, Luis Alberto Chan, renunció este martes luego de la difusión del video donde se muestra el arresto y liberación del presidente del Congreso de Baja California, el panista Víctor González Ortega, quien se encontraba en poder de droga y un arma.
El síndico procurador David de la Rosa señaló que ocho  agentes y mandos superiores están siendo investigados por este caso, y reiteró que la suspensión del agente Hugo López Ávalos se realizó dos días antes del incidente con el diputado González Ortega.
    El alcalde Rodolfo Valdez, en declaraciones radiofónicas, aunque intentó infructuosamente defender al legislador, se concretó a señalar que el jefe policiaco presentó su renuncia por considerar que debía haber conocido los hechos, además que el policía debió de haber aplicado el reglamento durante la detención del diputado con licencia. Víctor González Ortega fue detenido ebrio y en posesión de cocaína,  pero fue liberado de inmediato gracias al fuero que goza como legislador. La detención ocurrió el pasado 21 de febrero en Mexicali, a escasos metros de su domicilio y se le encontraron dos envoltorios de cocaína del tamaño de una pelota de beisbol.
Ante la presión de los medios y la oposición, el legislador pidió licencia de 15 días para “dar a conocer la verdad de los hechos”, y luego rehusó hacer más comentarios, con el argumento de que deseaba preservar “la dignidad de mi persona, de mi familia y del PAN”.
La sindicatura municipal dio a conocer en un comunicado que inició la investigación del caso a “fin de conocer formalmente los hechos denunciados”, y se comprometió a realizar las indagatorias “con estricto apego a derecho y la mayor expeditez (sic) para culminarla dada su relevancia”.
El síndico De la Rosa dijo que el oficial Hugo Alberto López Ávalos, quien realizó la captura, había sido suspendido “preventivamente”, al igual que otros 13 agentes, pues se presume que incurrieron en “abuso de autoridad, lesiones, detención injustificada y falta de probidad y honradez”.

Comentarios