Seis ejecutados en Quintana Roo y Oaxaca

miércoles, 24 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 24 de marzo (apro).- La jornada de violencia vinculada al crimen organizado cobró la vida de al menos seis personas en Cancún, Quintana Roo, y Oaxaca. 
 En Cancún, la Procuraduría General de Justicia del estado confirmó el hallazgo de un par de cadáveres de presuntos narcotraficantes ejecutados por Los Zetas. Los cuerpos fueron abandonados en Tulum. Sobre los cadáveres los victimarios dejaron sendas advertencias. 
Las víctimas fueron descubiertas esta mañana por policías municipales de Tulum debajo de un puente que se localiza a medio kilómetro de la entrada al parque ecoturístico de Xel-há, a la vera de la carretera Chemuyil-Tulum.
 Los cuerpos, ambos de sexo masculino, tenían los rostros cubiertos con cinta industrial y las extremidades atadas con vendas. Los dos tenían severas huellas de tortura: golpes, quemaduras y heridas con arma blanca.
Sobre los cadáveres se encontraron dos cartulinas en las que se leía: “Chapulines y panucheros, no estamos jugando, esto es en serio y estamos más fuertes que nunca”, y “Esto les va a pasar a los chapulines y panucheros”. Las advertencias llevaban por firma la letra “Z”.
Mientras tanto en Oaxaca, la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) reportó un triple homicidio a balazos de indígenas mixtecos en la comunidad de La Muralla, perteneciente al municipio de Santiago Ixtayutla; y en el municipio de Asunción Nochixtlán, fue localizado, con un balazo en la cabeza, el cuerpo sin vida de un profesor.
De acuerdo con la averiguación previa número 38/SJ/2010 integrada por el agente del Ministerio Público de Santiago Jamiltepec, el domingo pasado, dos individuos que portaban fusiles AK-47 “ingresaron al domicilio de Ignacia García y Filemón Feria Ruiz, de 69 y 70 años de edad respectivamente, para asesinarlos”.
La misma corporación policíaca informó que en el municipio de Asunción Nochixtlán, en una hondonada fue localizado el cadáver del profesor de educación primaria Feliciano Villegas, con un balazo en la cabeza. Sus familiares respetaron su desaparición desde la semana pasada.

Comentarios