Aparece el narcomenudista detenido el domingo por la Marina

jueves, 25 de marzo de 2010

MONTERREY, N.L., 25 de marzo (apro).- Marcelo Adrián Lucio Barajas, el presunto narcomenudista que se encontraba desaparecido desde el domingo pasado, cuando fue detenido en un principio por policías municipales de San Catarina y posteriormente por elementos de la Marina, apareció este jueves y se encuentra ya reunido con su familia, informó hoy la presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Minerva Martínez Garza.
    Lucio Barajas fue detenido el domingo pasado junto con José Humberto Márquez Compeán, quien al día siguiente apareció ejecutado, envuelto en una cobija, en el municipio de San Nicolás.
    Martínez Garza dio a conocer que la madre de Lucio Barajas le solicitó apoyo para entregar a su hijo ante las autoridades, pues teme por la seguridad del joven.
Esta tarde, la titular de la CHDF de Nuevo León dijo que se comunicaría con autoridades de la Procuraduría General de Justicia del estado para acordar la entrega de Lucio Barajas, quien, al parecer, se encuentra en buen estado de salud.
Elementos de la Policía Municipal de Santa Catarina detuvieron a José Humberto y Marcelo Adrián en la colonia La Fama de Santa Catarina, en el momento en que vendían droga.
En el trayecto al cuartel, ubicado en La Huasteca, la caravana de patrullas que custodiaba a los vendedores de droga fue atacada a balazos por ocupantes de cuatro camionetas.
En el lugar murieron los escoltas Miguel Guerrero Gallegos y David Hernández Regino; resultaron heridos de bala el director de Tránsito, Antonio Marroquín Martínez; el director de la Policía, Eduardo Murrieta; otro escolta y Lucio Barajas, quien presentaba una herida en el brazo.
Un matrimonio también fue alcanzado por el fuego: Los esposos Ramona Cerezo Rangel y Everardo Jaramillo Hernández. Se desconoce cuál es su condición actual.
Un helicóptero de la Marina trasladó a los dos detenidos y al director de Tránsito al Hospital Universitario. Al día siguiente, Márquez Compeán apareció muerto en el municipio de San Nicolás; su compañero había desaparecido. La policía de Santa Catarina y la Marina Armada de México se deslindaron del muerto. Ninguna de las dos instituciones acepta haberlo custodiado al momento en que desapareció.
Su compañero tampoco fue encontrado el lunes y se suponía que había sido ejecutado también.
La Secretaría de Marina dijo en un comunicado que habían dado en custodia a los detenidos a Eduardo Murrieta, director de la Policía, aunque de inmediato surgió la duda, porque este funcionario también resultó herido.
El gobernador Rodrigo Medina señaló que de acuerdo con las investigaciones los dos detenidos nunca ingresaron Hospital Universitario.
El procurador de Justicia de Nuevo León, Alejandro Garza y Garza, confirmó la aparición de Lucio Barajas; y agregó que se abrió una investigación para determinar quién dejó en libertad al joven desaparecido, si se suponía que estaba detenido; además, se indagará quién es el responsable de la muerte de Márquez Compeán.
    Mientras tanto, hasta este jueves, el jefe de la Policía, Eduardo Murrieta, no había aparecido para que declarara sobre los hechos. El alcalde de Santa Catarina, Gabriel Navarro, dijo que el jefe de la Policía no está escondido, sino que convalece en un lugar seguro que pocos conocen.

Comentarios