Cárteles mexicanos ganan terreno a los colombianos en EU

jueves, 25 de marzo de 2010

WASHINGTON, 25 de marzo (apro).- El Departamento de Justicia reveló hoy que el narco mexicano ya rebasó en poder, presencia y control de mercado al de Colombia dentro de Estados Unidos, lo que refleja un fracaso de la lucha antidrogas en la región.
Los cárteles de México “continúan representando la más grande amenaza de tráfico de drogas en Estados Unidos”, advierte el reporte “Evaluación de la amenaza de las drogas 2010” del Centro Nacional de Inteligencia sobre Drogas (NDIC, por sus siglas en ingles), que dio a conocer el Departamento de Justicia.
La evaluación correspondiente al año pasado puntualiza que todos los cárteles mexicanos tienen presencia en los 50 estados de la Unión Americana, por lo que han superado a los colombianos en el control del mercado de consumo.
Las organizaciones traficantes de drogas mexicanas (DTO por sus siglas en inglés) ya son los proveedores predominantes de estupefacientes al mayoreo en Estados Unidos, y en los mercado de la región este del país están ganando más fortaleza que las DTO de Colombia”, enfatiza el reporte.
El NDIC admite que el narco de México, a través de sus células de operación en Estados Unidos, incrementó el flujo de mariguana, heroína y metanfetaminas como resultado también de una mayor producción de estas drogas en el territorio mexicano.
Para lograr el dominio del mercado del consumo de drogas en Estados Unidos, superando a los cárteles de Colombia, el reporte del NDIC subraya que los narcotraficantes mexicanos emplearon en 2009 a “más de 900 mil pandilleros, que representan aproximadamente a unas 20 mil pandillas que se ubican en más de 2 mil 500 ciudades de la Unión Americana”.
También resalta que los costos económicos del consumo de narcóticos por parte de los estadunidenses tiene un impacto negativo en el país de unos 250 mil millones de dólares al año.
Sobre los recursos provenientes de la venta de las drogas en Estados Unidos, el NDIC destaca que los cárteles mexicanos reciben “millones de dólares semanales” por medio de las operaciones ilícitas que llevan a cabo en ciudades como Atlanta, Chicago, Los Ángeles, Nueva York y Carolina del Norte.
“Las DTO de México usualmente meten las drogas a Estados Unidos en vehículos de transporte privado y comercial, aunque también utilizan los túneles transfronterizos, pasajes subterráneos y por medio de aviones pequeños ultraligeros que vuelan a muy poca altura”, sustenta el reporte.
Respecto de la demanda y consumo de drogas en la Unión Americana, el reporte del NDIC --en manos ya del propio procurador general de Justicia Eric Holder-- reconoce que los cárteles del narcotráfico mexicano incrementaron sus actividades de trasiego en 2009, por el aumento en el uso de drogas de los estadunidenses, especialmente metanfetaminas.
“En 2009 prevaleció la distribución y consumo en algunas áreas de Estados Unidos, de cuatro de las cinco drogas más importantes: heroína, metanfetaminas, mariguana y medicamentos o drogas recreativas”, concluye el reporte.
La evaluación del gobierno de Barack Obama sobre la amenaza de las drogas resalta que, como resultado de la fortaleza de los cárteles mexicanos y de sus alianzas con las pandillas, “cambió la naturaleza de la distribución al menudeo y a nivel medio en muchos mercados de drogas, sobre todo en áreas rurales y suburbanas”.
Por esa razón, justifica el reporte, a las autoridades locales y estatales se les dificulta más el desmantelamiento de las redes de la distribución y venta de narcóticos.
“Sin un aumento significativo en la interdicción de drogas, confiscaciones, arrestos e investigaciones que representen una presión sólida sobre los principales narcotraficantes (mexicanos), la disponibilidad de drogas aumentará en 2010 y, en primer lugar, porque en México subirá la producción de los estupefacientes”, remata el reporte.

Comentarios