Narcoviolencia, pega a centros escolares: Lujambio

jueves, 25 de marzo de 2010

MADRID, 25 de marzo (apro).- El titular de la Secretaría de Educación Pública, Alonso Lujambio, admitió hoy que el fenómeno de la narcoviolencia ha afectado a algunas escuelas, aunque aclaró que no se trata de un problema generalizado.
    Entrevistado antes de participar en el Foro de ministros de Educación América Latina y el Caribe-Unión Europea, el funcionario mexicano señaló que, asociado con gobiernos municipales y estatales, el gobierno de Felipe Calderón puso en marcha el programa Escuela Segura y otras políticas educativas, a fin de generar espacios seguros.
    No obstante, admitió que dicho programa no es suficiente para atajar el fenómeno de la violencia derivada de la delincuencia organizada.
    “No es suficiente, por supuesto; el sistema educativo está para atajar la problemática, pero insisto en que no le subamos la tinta al asunto, no se puede hablar de un problema generalizado en el país, por tanto, el programa Escuela Segura pretende focalizar su acción allí donde el problema es más grave y subrayado”, dijo.
    Y añadió: “En términos de adicciones queremos que los maestros estén habilitados para detectar casos de adicción en un  joven, hablar de este tema y estar en aptitud de conducir a un joven al sector salud”.
    Sobre los índices de violencia que afectan a la comunidad estudiantil, el secretario de Educación manifestó que “es un tema de toda la República, para tener conciencia de la naturaleza del problema, para ponderar su relevancia en distintos lugares del país, pero de ninguna manera puede decirse que la seguridad afecta a todas las escuelas del país”.
    Lujambio expresó que en México están “preocupados ciertamente por un conjunto de escuelas (ubicadas) en zonas inseguras, y es ahí donde se ha instrumentado el programa Escuela Segura”.
    Asimismo, negó que existan datos que permitan concluir que este fenómeno se está propagando al resto del país, aunque reconoció que les “inquietan” los focos especiales de atención.
    Al preguntarle sobre el informe que asegura que existen mil 200 colegios contaminados por el narcomenudeo, atajó: “No hay evidencias que nos hablen de una presencia generalizada del problema de la inseguridad en las escuelas”.

Comentarios