SEP y PGR, las más corruptas: encuestadora de EU

jueves, 25 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 25 de marzo (apro).- La mayoría de sobornos en México procede de personas que trabajan en el gobierno, como la Secretaría de Educación Pública y la Procuraduría General de Justicia, de acuerdo con una encuesta de la organización Trace International, difundida este jueves en Estados Unidos.

"Más del 85% de todas las exigencias reportadas de soborno en México fueron hechas por personas relacionadas con el gobierno, incluyendo a la policía (45%) y funcionarios del gobierno a nivel nacional (12%)", según el informe titulado BRIBEline para México de 2010.

En el documento de Trace International se recopilan denuncias anónimas según la frecuencia, tipo y objetivo de las exigencias de soborno, realizadas en todo México desde julio de 2007 hasta enero de este año.

         Ciertos participantes, de acuerdo con el texto, identificaron al funcionario concreto, la entidad o la secretaría específica del gobierno que exigía el soborno, entre ellas la de Educación Pública, así como la Procuraduría General de Justicia, responsables de 11% de las demandas.

Otras secretarías señaladas son las de Vivienda, Medio Ambiente, Seguridad Pública y Trabajo, así como la Administración de Aduanas y Pemex, además del Instituto Nacional de Migración.

"Cada secretaría representa ligeramente un poco más del 5% de estas exigencias de soborno, y el Banco de México representó aproximadamente el 5%", señala el documento.

         BRIBEline indica que el 10% de los funcionarios mexicanos a nivel provincial o estatal participaron en sobornos o "mordidas", que también ocurren entre otros empleados de entidades gubernamentales (6%), municipios (4%), jueces o representantes del Poder Judicial (4%), miembros del Ejército (2%) y funcionarios del partido en el poder (2%).

"El perfil general de la exigencia de sobornos en México corresponde a solicitudes excesivas y repetitivas de dinero en efectivo, realizadas por funcionarios del gobierno", agrega.

De acuerdo con la presidenta de Trace, Alexandra Wrage, el informe proporciona información concreta sobre la gente que pide sobornos, la frecuencia con que lo hacen y lo que esperan obtener.

Según los datos de la organización estadounidense, más de 55% de los participantes en su encuesta reportaron que la exigencia de soborno había sido recurrente, y que en 80% de esos casos el soborno se pagó 20 veces o menos en un periodo de un año, mientras que el 15% indicó que pagó más de 100 veces en un solo año.

Y agrega que "el dinero en efectivo es la forma preferida de pago de sobornos", aunque el valor de éstos “fue relativamente modesto”, ya que 65% se realizó por montos menores a 5 mil dólares, en tanto que el 10% de las exigencias de soborno fueron superiores a 10 mil dólares y el 4% a 100 mil.

Wrage explicó que "las exigencias frecuentes de cantidades pequeñas de efectivo son muy difíciles de seguir y registrar de manera adecuada en los libros de contabilidad y archivos de una compañía".

Y subrayó que capacitar a los empleados y agentes externos que realizan negocios en México para que "respondan adecuadamente a las exigencias abusivas de dinero en efectivo, hechas frecuentemente por policías, tampoco es una tarea fácil".