Fusión de cárteles "antizetas" piden al "señor Calderón" retire al Ejército

miércoles, 3 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 3 de marzo (apro).- Narcomantas dirigidas al "señor Felipe Calderón" y firmadas por una "fusión" de cárteles antizetas, en las que se demanda el retiro del Ejército, aparecieron esta madrugada colocadas en Nuevo León y Tamaulipas.

El mensaje, escrito con letras negras y rojas y en las que se destacan las palabras veneno y retire al Ejército dice textual:

"Sr. Felipe Calderón: con todo el respeto que se merece deje de ayudarnos el VENENO se combate con el mismo VENENO. Atte. Fusion de Carteles de Mexico Unidos contra Los "Z" Después de que acabemos continue siguiendonos. RETIRE AL EJERCITO".

De acuerdo con reportes policiacos, las mantas aparecieron en los municipios de San Pedro, Monterrey, Escobedo y San Nicolás, en Nuevo León.

En Monterrey, las narcomantas fueron ubicadas en el puente de la avenida Garza Sada, a la altura de la Colonia Contry Tesoro, y otra en la Avenida Fidel Velázquez, frente a la Colonia Hogares Ferrocarrileros.

En Escobedo, apareció una colocada en un puente de la Carretera a Laredo, a escasos metros de la delegación de la Procuraduría General de la República.

Una más fue reportada frente a la Preparatoria No. 7 de la Universidad Autónoma de Nuevo León, en la Colonia Las Puentes, en San Nicolás.

Mientras tanto, en Tamaulipas fueron colocadas en diferentes puntos de Reynosa, uno de ellos en el kiosko de la plaza principal frente a la Presidencia Municipal. Otras aparecieron en puentes peatonales de las calles más concurridas de la ciudad como el boulevard Hidalgo, Morelos y los laterales del canal Anzaldúas, la calle Bravo y la Herón Ramírez y  a las entradas de colonias populares.

El mensaje de las narcomantas tamaulipecas es el mismo que apareció en Nuevo León. A diferencia de otras “narcomantas” que se han colocado en otras ocasiones en esta ciudad, esta vez los elementos del Ejército Mexicano no acudieron de inmediato a retirarlas, pues hasta pasadas de las 9 de la mañana, la mayoría de los mensajes seguían en los mismos lugares que fueron colocados.

 

Comentarios