Los partidos "cárteles de la política": Denise Dresser

miércoles, 3 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 3 de marzo (apro).- La politóloga Denise Dresser calificó a los partidos políticos como “cárteles de la política”, debido a que, dijo, sólo buscan conservar sus privilegios sin rendir cuentas a la ciudadanía.
Durante su participación en el foro organizado en la Cámara de Diputados para analizar la iniciativa de reforma política propuesta por el presidente Felipe Calderón, la también articulista del semanario Proceso, aseguró que México vive una política “exótica y disfuncional”.
La politóloga y articulista criticó a los partidos que se oponen a que la ciudadanía tenga mayor participación política, pues el sistema político mexicano está diseñado para preservar los privilegios de las elites, de candidatos y empresas.
Señaló que la reelección consecutiva de legisladores y alcaldes, la iniciativa ciudadana, la iniciativa preferente, la revocación de mandato o el referéndum son instrumentos que dan más peso a la ciudadanía y menor poder a la clase política, y por ello hay quienes se oponen a estas reformas.
"Las diversas reformas de la transición han producido partidos que se vuelven cárteles de la política, operan como tales, deciden quién participa en ese cártel y quién no, deciden cuánto dinero les toca y cómo repartirlo, deciden las reglas del juego y resisten demandas para cambiarlo", expresó.
Dresser reprochó que el Congreso esté lleno de diputados que reciben puntualmente sus dietas sin rendir cuentas siquiera, sin asistir al pleno o explicar a sus representados el sentido de sus votos.
Señaló que impera la lealtad al coordinador y no la calidad del trabajo, además de que se premia a los cuates y no hay una transmisión de la demandas ciudadanas.
"El sistema político electoral asegura la rotación de elites, pero no hay representación de ciudadanos, pues fue creado para fomentar la competencia entre partidos pero no para rendir cuentas; se reparte el poder que tenía el PRI, fue diseñado para promover la alternancia y no para construir contrapesos”, precisó.
Denise Dresser expuso que quienes se oponen a la reelección consecutiva de legisladores y alcaldes son los mismos que mantienen el "trampolín" político para saltar de un lado a otro en los cargos públicos, sin que haya una sanción ciudadana sobre su trabajo.
Recordó que fue el PRI el que incorporó en la Constitución la prohibición de la reelección, con el fin de garantizar la rotación de sus elites.
Dresser planteó que el problema del sistema político no es la falta de mayorías en el Congreso para el presidente de la República, a fin de lograr las reformas que promueve el gobierno, sino la falta de voluntad política para cambiar el status quo que impera.
Afirmó que todos los días hay un pacto implícito de políticos, empresarios, poderes fácticos y sindicatos para mantener las cosas como están y evitar que los ciudadanos tengan un mayor poder de decisión sobre los asuntos que se discuten en el Congreso.