Dispararon 40 balas contra menores en Durango

martes, 30 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 30 de marzo (apro).- A 48 horas de la masacre registrada en la comunidad de Pueblo Nuevo, Durango, en la que perdieron la vida 10 personas, entre ellos siete menores de edad, la Procuraduría General de Justicia de esa entidad carece de indicios sólidos que le marquen el camino a seguir para dar con los responsables.

         Lo más que sabe es que las víctimas recibieron cerca de 40 disparos y que un grupo de hombres armados fue visto por ese lugar antes de la masacre.

         Con base en esos hechos, el procurador Daniel García Leal afirmó que la principal línea de investigación es que detrás de ese múltiple asesinato está el crimen organizado.

En entrevista con Carmen Aristegui, en MVS Radio, el funcionario no descartó, sin embargo, que el ataque haya sido provocado por gavilleros dedicados a asaltar en caminos vecinales o que se trató de una venganza por rencillas familiares.

"La principal línea de investigación es precisamente la participación de grupos criminales pertenecientes al crimen organizado, habida cuenta que ese lugar corresponde precisamente al Triángulo Dorado”, dijo.

En ese sitio, añadió, convergen determinados grupos del crimen organizado que se dedican al trasiego de drogas y también realizan operaciones de compra del producto ilícito.

         De acuerdo con García Leal, el grupo de hombres armados que asesinó a las 10 personas disparó en más de 40 ocasiones.

"Se observaron alrededor de 40 disparos que recibió el vehículo y, bueno, el médico legista establece en los certificados de necropsia que la causa de la muerte se debió a lesiones producidas por disparo de arma de fuego".

Sin embargo, agregó, los asesinos, quienes habían establecido un retén en el camino, también les arrojaron una granada.

El procurador de Justicia de Durango manifestó que según los datos recabados después de los hechos, el grupo armado hizo el alto a los ocupantes de la camioneta pick up, pero éstos “hacen caso omiso y, bueno, pues continúan su camino y parece ser que los alcanzan y les hacen disparos en el vehículo en el que se trasladaban”.

Según el funcionario estatal, también tiene el dato, ya verificado, de que en el ataque se utilizó una granada que hizo explosión “y que privó de la vida a los jóvenes”.

Asimismo, reveló que el jefe de cuartel de Los Naranjos informó que antes de que ocurriera la masacre en esa localidad, localizada a pocos kilómetros de donde sucedieron los hechos, se observó a un grupo de hombres armados a bordo de varios vehículos.

Sobre la versión que maneja el titular de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), Juan Rafael Rosales Sida, en el sentido de que en la camioneta en que viajaban los jóvenes había dos mujeres adultas, mismas que fueron bajadas por los sicarios antes de rafaguear la unidad, el funcionario comentó que, en efecto, se trata de otra versión, aunque aclaró que no está confirmada.

En el hecho del pasado domingo fallecieron los hermanos Erika, de 11 años; Margarita, de 13; Iván, de 17, y Yolanda, de 19 años de edad, todos de apellidos Ortega Rueda; también las hermanas Juana Francisca y Yesenia Sarabia Mancinas, de 8 y 15 años, respectivamente.

Asimismo, perdieron la vida de Sergio González, de 16; Carlos Ramírez, de 15, así como los hermanos Pedro y Lázaro Leyva Cabrera, de 21 y 19 años, respectivamente.

Comentarios