Ortega llama a Calderón a replantear guerra antinarco

martes, 30 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 30 de marzo (apro).- El presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Ortega Martínez, denunció que la ineficacia de la estrategia contra el crimen organizado aplicada por el gobierno federal ha generado en muchas poblaciones, en el especial del norte del país, “toques de queda encubiertos”.

 Asimismo, recriminó al gobierno de Felipe Calderón que no haya previsto las repercusiones que tendrían entre la población civil la guerra contra el narcotráfico, pues “está cobrando la vida de gente inocente”.

 Por medio de un comunicado, el líder perredista puso como ejemplo el reciente asesinato de 10 jóvenes en Durango, cuando pretendían atravesar un retén, al parecer, colocado por los narcotraficantes, cuando iban a recoger sus becas del programa Oportunidades

De igual manera, criticó los casos de Nuevo León, Tamaulipas y Chihuahua, donde el saldo de los enfrentamientos entre narcos y el Ejército han sido, en su mayoría, personas inocentes.

Recordó que en los tres años del gobierno calderonista más de 19 mil personas han perdido la vida en esta lucha contra los cárteles de las drogas.

“En la guerra declarada por Felipe Calderón contra el crimen organizado al inicio de su mandato, nunca previó las repercusiones que iba a tener sobre la población civil y, ahora el narcotráfico emprende acciones que, claramente, afectan a miles de ciudadanos”, dijo.

 Ortega resaltó que no sólo son bloqueos de carreteras, sino una serie de ejecuciones contra la sociedad civil, sin que el gobierno federal actúe y castigue a los presuntos responsables miembros del narcotráfico. 

 “Es inconcebible que el Estado mexicano permita que el crimen organizado tome avenidas, exija cuotas, e instale retenes hacia la población civil, pues esto es un atentado a la legalidad de la República”, indica.

Sostuvo que el gobierno federal es necio porque no reconoce que la estrategia antinarco no es la efectiva.

“La guerra de Calderón ya se trasladó a las escuelas, a los domicilios, a los centros de trabajo  y a las familias. Como en las peores guerras, la sociedad civil está siendo vulnerada en sus derechos fundamentales y, lo peor, es que está siendo asesinada”.

 Incluso, se dijo alarmado porque las autoridades locales llaman a la población a que no salga de sus casas a determinadas horas o que eviten ciertas carreteras “en encubiertos toques de queda”.

 

Comentarios