Consignan a cuatro policías de San Pedro, NL

miércoles, 31 de marzo de 2010

MONTERREY, N.L., 31 de marzo (apro).- Cuatro policías de San Pedro, un representante jurídico de este municipio y cuatro personas más, fueron consignadas ante un juez federal, por la presunta comisión del delito de delincuencia organizada, al ayudar presuntamente a sicarios en el rescate frustrado de un narcotraficante.

Por medio de un comunicado, la Procuraduría General de la República (PGR) informó que fueron consignados ante el juez primero de Distrito en la entidad, Indalecio Monárres Pérez, a quien se le había detenido con droga, así como los policías preventivos Marco Antonio Barrientos Ramírez, Fernando Santibáñez Calvillo, Rogelio González Campos y José Guadalupe Pérez Arriaga, y el representante jurídico Francisco Javier Ibarra Barrón.

También enfrentan proceso por la misma causa Pedro Alfonso Valle Ruiz, José Alberto García Órnelas y José Alberto Loera Rodríguez.

Además, esos cuatro policías son acusados de delitos contra la salud, en su modalidad de posesión de cocaína con fines de comercio en su variante de venta, así como de portación de armas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas.

La dependencia dijo que Valle Ruiz, García Órnelas y Loera Rodríguez serán procesados por delitos contra la salud, en su modalidad de narcomenudeo, en su variante de posesión de cocaína con fines de comercio.

Todos fueron enviados al penal de Apodaca, donde enfrentarán sus procesos.

De acuerdo con la averiguación previa PGR/NL/ESC/694/CS/D/2010, los ahora procesados fueron detenidos la madrugada del pasado domingo, luego de un enfrentamiento entre elementos del Ejército y un “grupo armado” sobre la avenida Fidel Velásquez, en Monterrey.

Señaló que a los detenidos se les aseguró cocaína, armas de fuego, cartuchos útiles y percutidos, cargadores, vehículos y equipos de comunicación.

Los hechos que condujeron a las aprehensiones se iniciaron el sábado por la noche en San Pedro, cuando policías municipales detuvieron a Indalecio Monárres Pérez, quien tenía en su poder 13 kilos de cocaína.

A las 2:40 horas, Monárres Pérez fue trasladado a las instalaciones de la PGR en Escobedo, con una escolta de siete camionetas de soldados y cuatro patrullas de San Pedro.

Al parecer, el conductor de la patrulla 313 de San Pedro, que iba a la vanguardia del convoy, alertó con cambio de luces a un grupo de pistoleros que se encontraba pertrechado en el cruce de Fidel Velázquez y Bernardo Reyes.

Otras unidades del mismo municipio hicieron supuestamente maniobras para entorpecer el trabajo de los militares.

Ahí comenzó una balacera, que se prolongó casi dos horas. No se reportaron muertos. Tras la confrontación, cuatro policías de San Pedro fueron sometidos por los militares y detenidos para investigarlos.