El Vaticano sólo busca lavar su imagen: víctima de Maciel

miércoles, 31 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 31 de marzo (apro).- Juan José Vaca, una de las víctimas de Marcial Maciel, pidió hoy a los Legionarios de Cristo que reparen “de una manera sensible y justa” los daños ocasionados por su fundador.

Además, añadió que no basta solamente con pedir perdón.

En declaraciones hechas en Nueva York, donde actualmente reside, Vaca agregó que fue “sumamente pobre” e “inadecuado” el gesto público de contrición que hicieron los Legionarios de Cristo el pasado viernes 26, ya que sólo pidieron perdón en términos “muy generales y superficiales”.

Y reveló que en diciembre pasado el actual director general de la Legión, el padre Álvaro Corcuera, le hizo una llamada telefónica para pedirle personalmente perdón por los abusos que contra él cometió Marcial Maciel.

 El presidente de los Legionarios en Estados Unidos de 1971 a 1976 cuenta lo que le contestó a Corcuera: “Yo le dije: ‘Acepto tu llamada, pero quiero que sepas que el pedir perdón no es suficiente… Todos estos daños que nos han causado tienen que ser reparados. No hay una culpa que quede sin solucionar si no se rapara con hechos concretos’”.

 En entrevista con MVS Radio, dijo que en esa llamada telefónica sintió “cordial y apenado” a Corcuera, quien además le confesó que jamás había creído en las acusaciones contra Marcial Maciel.

 Vaca –quien ingresó a la orden en 1960, cuando tenía diez años de edad– dijo que él siempre denunció los sobornos que daba Maciel a algunos cardenales de Roma, haciéndolos pasar como “ayuda para sus actividades de caridad”.

 Añadió que ante los actuales escándalos por abusos sexuales cometidos por sacerdotes de varios países, El Vaticano sólo intenta “salvar la imagen de la Iglesia”, no reparar los daños.

Y concluyó: “La podredumbre se les ha subido por encima de los ojos, ya no se puede tapar el sol con un dedo”.

Comentarios