Madre de Paulette, principal sospechosa de homicidio

miércoles, 31 de marzo de 2010

MÉXICO, D.F., 31 de marzo (apro).- Lisett Farah, madre de la niña Paulette Gebara, quien fue encontrada sin vida la noche del martes, luego de 10 días desaparecida, se encuentra arraigada en calidad de indiciada, informó hoy el procurador del Estado de México, Alberto Bazbaz.

         El cadáver de la menor fue encontrado en su propia recámara durante la reconstrucción de hechos que realizó la Procuraduría General de Justicia mexiquense (PGJEM), en el exclusivo condominio donde vivía con sus padres en Huixquilucan, Estado de México.

         El cuerpo de Paulette estaba cubierto por una bolsa de plástico y envuelto en sábanas dentro de una abertura que se encuentra entre el piso, la base de la cama y el colchón.

         Por la tarde, en conferencia de prensa, el procurador del estado de México, Alberto Bazbaz, confirmó que la madre de Paulette, Lisett Farah, se encuentra arraigada en calidad de indiciada, y afirmó que la niña murió por asfixia, debido a un problema toráxico abdominal.

         Dijo que en una entrevista televisiva les llamó la atención el comportamiento de la madre de la menor.

         Añadió que la reacción de los padres de Paulette y de sus nanas tras la noticia de su muerte, ahora forma parte central de la investigación.

         Sin embargo, el funcionario no descartó que pueda haber más personas implicadas en la muerte de Paulette, por lo que, dijo, seguirán arraigados los padres y las nanas de la niña.

         Paulette, de cuatro años, presuntamente había desaparecido de su hogar ubicado en Interlomas, en Huixquilucan, Estado de México, el pasado 21 de marzo. Ese fin de semana lo pasó con su hermana y su papá en Valle de Bravo.

         Ante la inconsistencia en las declaraciones de Lisett Farah y Mauricio Gebara, así como de sus empleadas, Érika y Martha Casimiro Cesáreo, ayer martes se dictó una orden de arraigo para profundizar en las investigaciones.

         El matrimonio y las empleadas permanecen en el centro de arraigo de la procuraduría mexiquense, donde agentes ministeriales continúan los interrogatorios.

Bazbaz subrayó que Lisett Farah se encuentra en calidad de indiciada, debido a que presenta un trastorno de personalidad.

La niña estuvo presuntamente “desaparecida” durante 10 días en el interior de su habitación, pese a que en la primera investigación no se encontró el cuerpo. Las autoridades aseguraron que seguirán las investigaciones para tener la certeza sobre la muerte de la pequeña.

Bazbaz dijo que los padres de la menor y las dos nanas seguirán detenidos hasta que se complete la investigación. Añadió que la dependencia a su cargo se reservará parte del análisis realizado por los peritos.

Confirmó que el cuerpo de Paulette fue encontrado después de las 23:00 horas de ayer por peritos especializados. Dijo que estaba en la habitación de la pequeña, al pie de su cama, cubierta por sábanas.

Señaló que durante los días del arraigo se tuvo una retroalimentación con cada una de las personas detenidas y fue lo que los llevó a intensificar la búsqueda de la niña en el domicilio.

Afirmó que los arraigados han colaborado en las investigaciones, y dijo que, hasta ahora, no se contempla arraigar a otros presuntos responsables.

Explicó que ayer, cuando se realizó la diligencia, se notó que había un mal olor en la habitación, lo que los llevó a descubrir el cuerpo de la niña entre el colchón y la base de la cama.

Bazbaz no precisó cuántos días llevaba de muerta Paulette en su habitación.

Al referirse  a la causa de la muerte de la menor, el funcionario afirmó: “Fue causada por asfixia mecánica por sofocación, en su modalidad de oclusión de orificios respiratorios y copresión torácico abdominal”.

Precisó que la menor padecía discapacidad motriz y de lenguaje, y dijo que, aunque murió por asfixia, los peritos no encontraron señales de violencia o resistencia.

Sostuvo que Liseth Farah, madre de la niña, es ahora la principal sospechosa del crimen, no sólo porque sus declaraciones han sido contradictorias, sino porque presuntamente sufre un "probable trastorno de personalidad".

Dijo: “En este momento podemos darle, sin duda, el carácter de indiciada  en la investigación a Liseth. Nada más a ella”.

Añadió que peritos legistas de la Procuraduría General de la República (PGR) y del Distrito Federal están colaborando para realizar una investigación “más escrupulosa” de los hechos.

Señaló que, desde un principio, se descartó como móvil el secuestro. “Nadie exigió un rescate, además de que se descartó que haya sido sacada de su domicilio o que alguien hubiera ingresado al departamento”, indicó.

Sobre la situación jurídica de las cuatro personas arraigadas, el funcionario dijo que hasta que se analice toda la mecánica de los hechos en los que murió la niña, se determinará si se extiende o no el arraigo.

Comentarios