Exige el PRI auditar gasto publicitario de Calderón

jueves, 4 de marzo de 2010

MÉXICO, DF, 4 de marzo (apro).- La bancada del PRI en la Cámara de Diputados presentó un punto de acuerdo para pedir a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) revise a la brevedad el gasto publicitario de la Presidencia.
Lo anterior, argumentó el PRI, para cotejar lo dicho por el presidente Felipe Calderón sobre la ‘narcopropaganda’, en el sentido de “cuántas primeras planas han pagado, a qué medios y cuánto es el importe y justificación presupuestal de tal uso de los dineros públicos”.
En el pleno, el legislador César Augusto Santiago sostuvo que es muy delicada la aseveración que hizo Calderón el 25 de febrero en Yucatán, cuando imputó a la prensa “difundir gratis” los ‘narcomensajes’ y con ello “amplificar los problemas del país”.
En esa ocasión, Calderón señaló que a empresas y gobierno “nos cuesta millones una primera plana, y a ellos gratis”, en referencia a los autores de las ‘narcomantas’.
César Augusto Santiago insistió en que esto es grave, pues en caso de ser cierto, la Presidencia tendría que informar puntualmente cuántas primeras planas ha comprado, con qué propósitos y sustentado en qué renglón presupuestal se han ejercido los recursos.
Dijo que “es muy delicado que el presidente de la República insista en ese frenesí declarativo que lo lleva a conflictuar a todos contra todos, y es urgente recuperar la sobriedad y el sentido republicano de la Presidencia de la República, que debería estar ocupado de los asuntos del país, en vez de estar interesado en confrontar a todos para generar un caos político que sólo puede beneficiar al autoritarismo”.
El legislador chiapaneco aclaró que está seguro que los periódicos no cobran por sus primeras planas, con lo que se demostraría que la afirmación de Calderón es sólo un “ardid publicitario, que no puede quedar impune porque daña el prestigio, la solvencia de los medios del país”.
El punto de acuerdo fue turnado a comisiones, y posiblemente la próxima semana se envíe la petición a la ASF.

Comentarios