Hijo de Maciel ofreció callar a cambio de 26 MDD, acusan Legionarios de Cristo

jueves, 4 de marzo de 2010

MÉXICO, DF, 4 de marzo (apro).- Los Legionarios de Cristo respondieron hoy a los dichos de Raúl González Lara, uno de los presuntos hijos que el fundador de esa congregación, Marcial Maciel, habría procreado con Blanca Estela Lara, y lo acusaron de pretender extorsionarlos con 26 millones de dólares a cambio de su silencio.
    Según una carta difundida este jueves por los Legionarios de Cristo en su página de Internet, Raúl González ofreció callar “la verdad” a cambio de 26 millones de dólares.
    La misiva, dada a conocer un día después de la revelaciones de los supuestos hijos de Maciel –Raúl, Omar y Christian– en el noticiario radiofónico de Carmen Aristegui, está firmada por el clérigo Carlos Skertchly, procurador general de la congregación en Roma, y es dirigida a Raúl, con fecha 12 del enero pasado.
    En ella, Skertchly hace referencia a una reunión que sostuvo con Raúl González el 6 de enero, en la Universidad Anáhuac, donde –le dice el legionario a Raúl-- “pides se te entregue una suma de 6 millones de dólares como cumplimiento de lo que dices fue la voluntad de tu padre, expresada oralmente a ti en una conversación. Además pides otros 20 millones de dólares como compensación por tus sufrimientos”.
Dos días después del encuentro, prosigue la misiva, González Lara confirmó vía telefónica al religioso su petición “afirmando: ‘si ustedes me dan el dinero, callo la verdad’”.
    Frente a tal solicitud, la congregación, a través de la misma carta, le da la respuesta a Raúl: “Deseamos comprender tu situación (...) buscar la verdad (...), pero no podemos en modo alguno ceder ante la petición de pagar dinero a cambio de silencio. Si bien valoramos todo el dolor y sufrimiento que nos has relatado, y deploramos el mal que pueda seguirse del escándalo, no acogeremos nunca peticiones de este género, que además son ilícitas. Preferimos buscar y afrontar la verdad por dolorosa que sea".
Además, se le notifica a Raúl González Lara que el sacerdote Álvaro Corcuera, superior general de la Legión de Cristo, sería informado del contenido de las conversaciones, y reitera su disposición de ofrecerle apoyo, ya que "como me has comentado, la solución más profunda a tus dificultades no es económica".
    Sobre las acusaciones que pesan sobre el fundador de los Legionarios, Skertchly afirma estar interesado en “hacer cuanto sea posible por conocer la verdad... y buscar las mejores soluciones a las situaciones que se están presentando”.
La oficina de Comunicación de los Legionarios precisa que la difusión de la carta se hace “con absoluto respeto a la persona del señor Raúl González Lara, considerando que él mismo la hizo pública esta mañana”.

“Chantaje burdo”: obispos

Sobre estas revelaciones, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) señaló hoy que “como Iglesia nos apena y duele” la conducta de Maciel. Y calificó de “chantaje burdo” la petición de 26 millones de dólares de Raúl.
En un comunicado, la CEM concluye:
“Nos solidarizamos con las personas que han sufrido estos abusos y pedimos se haga justicia tanto en los casos relacionados con la Iglesia, como con otros sectores de la sociedad civil, que bien han quedado impunes o pasan desapercibidos”.  

Graban charlas

Los Legionarios también difundieron hoy un comunicado del rector de la Universidad Anáhuac, Jesús Quirce, donde señala que él sostuvo “largas conversaciones” con Raúl González desde abril de 2008. En estas charlas, Raúl le aseguró que es hijo de Marcial Maciel.
“En todo momento me mostré empático y traté de entender su realidad”, dice Quirce. Y agrega que Raúl jamás le refirió “que había sido objeto de abusos por parte de su padre”. Y que incluso le pidió “absoluta reserva y discreción” sobre esas pláticas.
Quirce dice estar sorprendido y desilusionado porque, sin haberle dicho, esas conversaciones fueron “grabadas por Raúl”, las cuales difundió en el noticiario de Aristegui.  
Ayer, Raúl González reveló que él tenía 8 años de edad cuando su padre, quien siempre les ocultó su verdadera identidad, abusó de él por primera vez.
    “Estábamos de viaje en Colombia, acostados en la cama, como cualquier niño pequeño acostado con su padre, y él intentó bajarme el calzoncillo”, acusó.
    Junto con su hermano Omar, Raúl agregó que ya cuando ambos superaban los diez años de edad, Marcial Maciel los obligaba a masturbarlo.
Actualmente, Blanca Estela y sus hijos están pidiendo a la Legión de Cristo la herencia que Maciel les prometió. Es una cuantiosa suma de dinero que, según les dijo el sacerdote acusado de pederastia, fue depositada en un fideicomiso.
Sin embargo, a la fecha no han podido detectar dónde está ese fideicomiso. Ellos suponen que los Legionarios les quieren “robar” la herencia que les corresponde.

Comentarios